Colombia, sede de los mejores espectáculos mundiales

julio 6, 2017 8:07 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
En 2012 Bogotá fue declarada la quinta Ciudad Creativa de la Música por la UNESCO; las otras cuatro ciudades con esta distinción están en Europa e integran la Ciudad de la Música de la Red.

Ese logro internacional se consiguió tras cuatro décadas de una actividad musical en todos los géneros, clásico como popular y alternativos; en el que el país ha sido anfitrión de los más importantes artistas y espectáculos. El escogimiento de Bogotá fue el reconocimiento por el rápido crecimiento del sector musical local y su dinamismo como escenario central de la creación musical en América Latina, señaló esa Organización.
La antesala para dicha declaración empezó en 1973 con la presentación en Bogotá de Carlos Santana, una de las firmas musicales más conocidas del mundo, y James Brown, séptimo en una lista de 100 de los grandes Artistas de todos los tiempos. El guion en la década de los 90 empezó con la banda de hard rock Gus N Roses que pisó Colombia por primera vez en 1992. A mediados de esa década fue Bon Jovi; que vuelve a Suramérica en este septiembre a la edición de Rock in Rio. A finales de 1999 el turno correspondió a Metallica, uno de los cuatro gurús del thrash metal. En 2004 el invitado especial a Colombia fue The Offspring , banda de punk rock, que repitió presentación en Bogotá el año pasado. La considerada una de las bandas de heavy metal más importantes de todos los tiempos, la británica Iron Maiden, visitó a Bogotá en 2008. En 2007 lo hizo Roger Waters, fundador de Pink Floyd y en 2009 Kiss, la banda estadounidense que posee más discos de oro de la RIAA. En 2010 arribó a Bogotá Aerosmith, conocida como «Los chicos malos de Boston», una de las bandas que más ha facturado en toda la historia. Después de encumbrar a Bogotá por la UNESCO, llegó al D.C. en 2012 uno de los compositores y artistas más célebres de todos los tiempos, Paul McCartney, y en 2015 el ex Beatle Ringo Starr.

En materia de auditorios desde los 70 funcionan en el D.C. el Teatro Jorge Eliecer Gaitán, centro de destacadas funciones musicales que pueden albergar 1,685 personas; el Teatro Colsubsidio Roberto Arias Pérez que empezó en 1981 y «que con sus interpretaciones han marcado hitos musicales en la historia de la cultura en Colombia»; y en 2010 entró en escena el Teatro Mayor que funciona en el Centro Cultural Biblioteca Pública Julio Mario Santo con capacidad para 1.299 espectadores, congregando al público en espectáculos de ópera, musicales, conciertos, ballet clásico, danza contemporánea y obras de teatro.

Entre 2012 y 2016 en Bogotá se presentó más de una función musical diaria; 41 cada mes. En ese quinquenio se ofrecieron 2.500 shows musicales en el D.C., indica la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB). El género predominante fue rock y pop.

Estos años se ha confirmado la fama internacional de Bogotá, privilegiada por la facilidad en el intercambio nacional y regional, como anfitriona de los duros de todo un Cartel musical de talla mundial, como Ana Gabriel, Beyonce, Coldplay, Draco Rosa, Ed Sheeran, Festival Estéreo Picnic, Green Day, Justin Bieber, Katy Perry, Lindsey Stirling, Los Fabulosos Cadillacs, Martin Garrix ,Maroon 5, One Direction, Paul McCartney, Paul Oakenfold, Rolling Stones, System of A Down, The Strokes, The Weeknd , T310+AP, U2 y Wiz Khalifa, y varios etcéteras. El año pasado el D.C. recaudó mas de 10.037 millones de pesos por contribución parafiscal de espectáculos públicos de las artes escénicas (circo, danza música, magia y teatro). Las ocho entidades oficiales que dan permiso para un espectáculo atienden en una ventanilla única. La nota predominante en todas las presentaciones son el uso de las más avanzadas modalidades en transporte, técnicas y logística.
Son emblemas musicales en el D.C. el jazz; el Festival de Verano de Bogotá, el veinteañero evento lúdico más importante de la capital; el festival Estéreo Pic y el Rock al Parque, el mayor festival de rock iberoamericano, donde todo es gratis. El Rock al Parque 2017 reunió más de 50,000 participantes que disfrutaron «a punta de rock, reggae, punk, ska, hardcore, fusiones rítmicas y nuevas tendencias», dijo un vocero de Idartes.
Tras el paso de la Organización las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura –UNESCO-, otras ciudades como Medellín, Cartagena y Barranquilla se han sumado al ofrecimiento de conciertos y eventos en auditorios y al aire libre, varios de balde para los asistentes. En 2012 Madonna estuvo en Medellín, y Beyonce en 2013.

Las notas bajas para empresarios nacionales y extranjeros, artistas y público es el temor al terror y que el espectáculo sea blanco de ataques; los valores que cobran los artistas, el costo de la pauta publicitaria promocional, el polémico cobro de Sayco por conciertos de beneficencia, la ausencia de patrocinio; las pérdidas que dejan algunos conciertos, el de Shakira y Ricky Martin terminaron en saldo rojo; los riesgos corridos por empresarios, el costo de las entradas, las limitaciones como la de edad para ingresar, o cuando los escenarios no están habilitados o se cancela el evento. El colmo es cuando los amigos de lo ajeno se roban la taquilla.
El sector de los espectáculos públicos de las artes escénicas comprende artistas, agencias, compositores, empresarios, disqueras, editoras, estudios de grabación, fabricantes e importadores de instrumentos, managers, marcas; productores –permanentes u ocasionales- , medios de comunicación especializados ,promotores de radio, salas de ensayo y universidades, entre otros. En Colombia el clúster se rige por la ley 1493 de 2011.
La Iniciativa de Desarrollo del Clúster de Música de la CCB “trabaja para posicionar a Bogotá en el 2025 como el principal centro de negocios de la música en América Latina”.
Manolo Bellon, Disc-jockey y periodista rock/ pop desde 1969, comunicó una buena noticia para la gran fanaticada de la música: “Sigue la avalancha de conciertos de fin de año”.
@luforero4

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat