Este jueves la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, acusó al Tribunal Supremo de Justicia de bloquear la investigación de funcionarios que presuntamente recibieron sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Ortega señaló vía teléfono a la Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos, en Buenos Aires, que: “Citamos a personas por el tema Odebrecht y el Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia para impedir que el Ministerio Público ejerza la persecución penal contra involucrados en el caso».

La fiscal no pudo asistir a la asamblea, que trató precísamente la situación del Ministerio Público venezolano, porque la máxima corte le prohibió salir del país, mientras deciden si es llevada a juicio por supuestamente “mentir” al afirmar que no aprobó la designación de 33 magistrados, que la funcionaria considera “ilegítima”.

Ortega aseguró que el TSJ -señalado de favorecer al gobierno- bloquea las actuaciones de la Fiscalía desde que el pasado 31 de marzo ella se pronunció contra sentencias que anularon facultades del Legislativo, de mayoría opositora.

La Fiscalía citó el miércoles para imputar por el caso Odebrecht a la esposa y la suegra del diputado Haiman El Troudi, exministro de varias carteras durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) y de la actual gestión.

Sin embargo, el TSJ decidió luego que la Fiscalía solo podrá imputar frente a jueces de control. Ortega dijo que: “Si el Ministerio Público pide medida privativa de libertad y el tribunal ordena que no hay motivos (…), lo han hecho en los casos de corrupción”.