Internacional Noticia Extraordinaria Tema del Día

Maduro rechaza sanciones de EE.UU: Es una reacción iracunda contra la libertad; hágan lo que se les de la gana

–Reafirman que «Nosotros no seguiremos órdenes de ningún imperio y sus voceros», el presidente venezolano Nicolás Maduro rechazó las sanciones que le impuso el gobierno de los Estados Unidos. Señaló que se trata de «una reacción iracunda contra la libertad» y que responden a su condición de mandatario de una Nación libre que no obedece órdenes del extranjero y menos imperiales.

«Tomen las sanciones que les de la gana porque sólo expresan la impotencia, desesperación y odio del magnate emperador en EE.UU que ve a América Latina como un perrito que mueve la cola y dice que sí», expresó Maduro.

Este lunes, en un comunicado, el departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció las sanciones contra Maduro, entre ellas, el bloqueo de todos los activos del mandatario que estén o puedan estar bajo la jurisdicción de EEUU. Además, la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de contraer cualquier negociación o acuerdo con el presidente venezolano.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, calificó de «dictador» a Maduro, tras las elecciones realizadas para escoger a 537 de los 545 asambleístas que tendrán en sus manos el poder de intervenir poderes públicos así como de redactar una nueva Carta Magna.

Maduro declaró «sentirse orgulloso» de las sanciones jurídicas y financieras impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en su contra, como respuesta a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) celebradas el domingo en la nación sudamericana.

«¿Se me sanciona porque convoco a un hecho electoral único en la historia de América (…) porque no obedezco órdenes de gobiernos extranjeros? Si es así, me siento orgulloso de la pretendida sanción ‘Mister Emperator, Donald Trump'», expresó Maduro.

Tras recibir el informe técnico del Consejo Nacional Electoral (CNE), con los resultados totalizados de los comicios de la Constituyente, Maduro dijo que «las amenazas y sanciones del imperio (EEUU) no me intimidan».

«Ellos dan órdenes y creen que deben ser obedecidas por sus súbditos en América Latina y el Caribe», agregó.

Maduro recordó que durante la presidencia de George W. Bush se planificó y realizó la invasión a Irak con el lamentable apoyo de algunos mandatarios.

«¿Dónde están hoy José María Aznar y Tony Blair?, ¿quiénes lo apoyaron? Están repudiados y olvidados por el mundo. Así pasará con quienes hoy apoyan a Donald Trump en América Latina en contra de Venezuela», aseguró.

Reiteró que es un tiempo de valientes y Venezuela no se callará. «Se me sanciona porque soy capaz de decir la verdad sobre la persecución contra los pueblos latinoamericanos por EE.UU. Nadie va a torcer el rumbo soberano e independiente de nuestra patria», dijo.

Agradeció las expresiones de solidaridad recibidas por gobiernos, grupos sociales y políticos, en apoyo a la decisión soberana del país caribeño, de realizar sus procesos electorales sin injerencia. «O se está con Trump o con Venezuela y la democracia. Se apoya a Trump o al mundo libre», indicó.

Maduro se dirigió directamente a su homólogo estadounidense, Donald Trump y le dijo que comete «el más grave error de su vida», al meterse con Venezuela.

Sin embargo subrayó: «Yo personalmente le he dicho que estoy dispuesto a hablar con él y estrecharle la mano, para ver si sostiene una conversación con la verdad de Venezuela».

El despacho de la estatal Agencia Venezolana de Noticias, tras reseñar las declaraciones de Maduro hace las siguientes anotaciones:

No es un dato menor que la decisión de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC por sus sigas en inglés) de imponer sanciones contra el presidente Maduro inmediatamente crea temor y reacciones negativas en los mercados internacionales.

Sin embargo es necesario aclarar que las designaciones que hace la OFAC constituyen una determinación administrativa que no ha sido verificada o avalada por ningún juez.

Ya en febrero de 2017, la OFAC informó que había designado al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami como objeto de sanciones. Antes, en 2008, durante el gobierno de George W. Bush, se hizo lo propio contra Henry Rangel Silva (para ese entonces director de la DISIP), Hugo Carvajal (para ese entonces director de la Dirección de Inteligencia Militar) y el exministro Ramón Rodríguez Chacín.

También en 2015, el para entonces presidente Barack Obama, con base a una ley distinta aprobada por el Congreso estadounidense en diciembre de 2014, sancionó a cuatro funcionarios de las Fuerzas Armadas (al entonces director de la Policía Nacional Bolivariana, al ex director del SEBIN y a una fiscal nacional del Ministerio Público).