Este jueves la Fiscalía General de la Nación incrementó sus investigaciones contra las redes de lavado de activos, con las que se financian las actividades delincuenciales del Clan del Golfo.

La policía judicial investiga más de una decena de empresas que al parecer estarían prestando sus servicios a esta organización delincuencial.

Para las autoridades varias de estas empresas del departamento de Antioquia, en su mayoría, utilizaban la fachada de venta de bebidas y tabaco, pero, según las indagaciones, recibían recursos del narcotráfico.

Los empresarios que adelantaban este tipo de acciones, recibían dineros del narcotráfico de Honduras, Costa Rica, Guatemala y Panamá, además de actividades de contrabando, con lo que ayudaban en la financiación irregular del Clan del Golfo.

Por estos hechos se ha dado la captura de 20 integrantes de una organización que lavó activos durante cinco años con más de 212 mil millones de pesos a la banda liderada por Daniel Antonio Úsuga, alias Otoniel.