DOS CASOS DE FAMILIA DE LOS QUE PODEMOS APRENDER

octubre 29, 2017 7:26 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (157)
En nuestro diplomado en educación para la vida en familia es útil que aprendamos de las experiencias de los demás.
De la lectura de un caso me motivé a escribir la siguiente frase:

“Enamorate con el corazón pero toma las decisiones con la cabeza”

LEA Y PREGUNTE ANTES DE FIRMAR

Amigas y amigos: nunca crean en el amor a primera vista, ni en las apariencias que son flor de un día y menos en los castillos de oro que ofrecen quienes son expertos o expertas en embaucar.

Una señora dice que se enamoró ciegamente de un señor que estaba en proceso de separación. Quienes están en esta etapa se presentan como mártires y hasta lloran. No es cierto que sean mártires y lloran por hacer teatro. Es un gran riesgo aceptar estas relaciones. Y como se enamoró comenzó una relación afectiva con la idea de que todo saldría bien. Y saber que ella se había divorciado de su primer matrimonio solo 2 años antes.

Cuando decida formar pareja con una persona que ha estado casada, no crea cuando le diga que está divorciada. Revise los documentos de divorcio y separación de bienes. Posiblemente encuentre razones para saber del pasado jurídico de la persona y le sirva para tomar las previsiones del caso.

La señora decidió irse a vivir con el señor, a quien había conocido o mejor distinguido en su época de colegiala, y este caballero la engañó al decirle que para protegerla debían comprar bienes de los cuales él recibiría beneficios vitalicios y además la convenció de crear una sociedad para que la señora trabajara, -ella es la que produce rentas y capital y aumenta el patrimonio,- y él recibiera ganancias vitalicias. Y además el señor logró que la señora vendiera un inmueble valioso adquirido antes de la unión y el dinero recibido fuera invertido en la compra de bienes que quedaron al servicio del marido.

Recomiendo cuidar el patrimonio adquirido antes de casarse o de formar pareja.

Esta forma de negociar no protege a la señora y en cambio el señor queda protegido para toda la vida. El señor planeó todo para estafar a su pareja. Es importante que los jueces no desechen los comportamientos engañosos entre los integrantes de la pareja y que pueden ser constitutivos de delitos de estafa o dar lugar a contratos nulos por estar viciados de dolo.

La falla de la señora estuvo en no haber consultado con su abogado de confianza. Todos debemos tener un abogado de confianza y consultar tantas veces cuántas sea necesario. Para eso son los abogados y como el que sugiero es de confianza difícilmente le recomendará cometer torpezas. Elija su abogado de confianza. Y antes de firmar haga leer y consulte. Una consulta jurídica le puede ahorrar pleitos que siempre serán costosos económica y psicológicamente.

¿ME DIVORCIO O NO ME DIVORCIO?

Este es el caso de una pareja formada por una señora de 62 años y un señor de 64. Tienen 2 hijas. La mayor es profesional y laboralmente independiente y la menor de 24 años estudia en la universidad. La hija mayor quiere ser neutral. La hija menor está a favor del papá y manifiesta animadversión frente a la mamá. A FAVOR DEL PAPA porque le paga los estudios y la sostiene. El papá la está enseñando a mentir y a ser calculadora. Otros dirán que a ser práctica y a tomar ventaja de las circunstancias.

El marido tiene una pensión de las medias en Colombia. La pareja vive separada de lecho. NO hay vida afectiva. La comunicación es mínima y seca como dicen las señoras. El marido paga los gastos del hogar pero con limitaciones. La alimentación es buena, pero el trato personal es desgastante. El señor permanece en casa y sale a tomar tinto con un amigo de infancia, La señora tiene un hobby musical y lo comparte con un grupo de amigas que no puede llevar a su casa porque su marido la tiene organizada a su gusto y para compartirla con sus amigos y familiares. Con frecuencia invita a sus parientes a que pernocten en la casa. Y todo sin compartir con su esposa.

La señora creyó que su marido la iba a sostener toda la vida y no aportó para pensión. Es muy riesgoso que en esta época las mujeres no tengan garantizado sus ingresos y su pensión de jubilación. Sus ingresos son limitados: un arriendo que no es permanente y el aporte del marido que es una cuota mínima para sus gastos personales.

El patrimonio de la sociedad conyugal se limita a una casa donde viven y un carro que maneja el señor. Además, él tiene una casa en un

pueblo cercano a Bogotá y la está vendiendo. La esposa quiere que no la venda y para lograrlo debe demandar y embargar y si demanda se divorciaría y perdería servicio médico y la opción de recibir la pensión en el evento de que el marido muera primero que ella. Él no tiene buena salud porque tuvo una juventud desordenada y agresiva con su vida física.

La respuesta a si me divorcio o no, debe darse luego de una proyección de costo beneficio y es necesario ahondar en las circunstancias de vida en la pareja. Ahí es urgente y necesaria una buena asesoría jurídica y económica.

Sigamos cultivando la paz, el amor y la concordia en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para tener personas que puedan solucionar con prudencia sus conflictos y por sobre todo con la garantía de que tendrán asegurado su futuro

Bogotá, del 30 de octubre al 5 de noviembre de 2017.

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com

Telf. 3153374680

Una respuesta sobre “DOS CASOS DE FAMILIA DE LOS QUE PODEMOS APRENDER”

  1. divorcio exprés en noviembre 4th, 2017 8:20 am

    Efectivamente, cegados por el sentimiento no se suelen ponderar las consecuencias económicas derivadas del matrimonio (y, en su caso, de la ruptura del matrimonio) Desde luego que ha de consultarse cada situación particular para salvaguardar el patrimonio propio adquirido antes de unirse y calcular los efectos de la sociedad conyugal en cada caso. Cordial saludo

Deja un comentario