El Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia condenó a 8 años y 8 meses de cárcel a Federico Cuesta Gutiérrez, alias Brillo o Capricornio, y avaló el preacuerdo entre la Fiscalía y la defensa del procesado.

Durante la investigación adelantada por un Fiscal especializado contra las organizaciones criminales se estableció que Cuesta Gutiérrez, cabecilla de una estructura criminal aliada del Clan del Golfo, era el encargado de financiar el transporte de cocaína desde el Golfo de Urabá hacia países como Costa Rica, Panamá y Honduras, entre otros. Además, comercializaba el alucinógeno en los departamentos de Antioquia y Chocó.

También se evidenció que alias Brillo actuaba como enlace internacional de la estructura criminal, viajaba con frecuencia a Panamá para coordinar la llegada de los cargamentos y buscaba narcotraficantes compradores.

Cuesta Gutiérrez participó en cinco eventos entre julio de 2015 y diciembre de 2016, en los que se incautó más de una tonelada de cocaína en Panamá. El condenado aceptó su responsabilidad por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.