Nicaragua: presidente Ortega dice que OEA está «tomada» por países «injerencistas»

agosto 6, 2018 7:04 pm

Tags de esta nota:

Foto twitter: @DanielOrtega_Ni

Este lunes el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó a la OEA de estar «tomada» por países derechistas con actitudes «revanchistas» e «injerencistas» que apoyan a Estados Unidos, en medio de los esfuerzos del organismo para ayudar a mediar en la grave crisis que vive el país.

En una entrevista al periodista Max Blumenthal del diario en línea Grayzone Project, Ortega dijo que: «La OEA ha sido tomada por países que irrespetan completamente a sus propios pueblos, porque han tomado una acción revanchista, injerencista, irrespetuosa», dijo Ortega .

En la entrevista, distribuida este lunes a la prensa por la presidencia nicaragüense, el mandatario consideró que «lo que más debilita a la OEA en estos momentos es la actitud revanchista de gobiernos de derecha que hoy hacen mayoría en América Latina».

Estos países «han hecho cuerpo con los Estados Unidos, o dirigidos por Estados Unidos» para «hacerle la guerra a los países que defendemos una relación de respeto y no injerencia», señaló.

No obstante, al ser consultado si retiraría a Nicaragua del organismo como hizo Venezuela, dijo que pese al «debilitamiento que tiene la OEA es un espacio que está ahí y hay que dar la batalla».

Ortega ha brindado en las últimas dos semanas entrevistas a algunos medios extranjeros para exponer su visión sobre la crisis que vive Nicaragua desde el 18 de abril, cuando estallaron las protestas contra su gobierno, que dejan 317 muertos.

El 18 de julio, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la violencia en Nicaragua y abogó por la reanudación del diálogo entre el gobierno y la oposición que los obispos católicos intentan mediar desde mayo y estancados desde junio.

El pasado jueves, el Consejo Permanente de la OEA aprobó la creación de un grupo de trabajo, coordinado por esa instancia regional, para «contribuir a la búsqueda de soluciones» a la actual crisis.

Pero el gobierno nicaragüense rechazó la formación del grupo.

«Vemos países de este grupo, donde se cometen crímenes todos los días y no hay una fiscalización de parte de la OEA», reprochó Ortega, un exguerrillero de 72 años que gobierna desde 2007.

El mandatario dijo además que tiene diferencias políticas con la Conferencia Episcopal, ante los señalamientos que le ha hecho sobre el rumbo del país, y en particular con algunos obispos que participan como mediadores del diálogo, los que considera que han dado «todo el respaldo a la oposición».

Los comentarios están cerrados.