Imagen Youtube

Así lo informó este lunes Alejandro Peláez, subsecretario de Acceso a la Justicia, que después un año de vigencia de las multas por el Código de Convivencia, los ciudadanos bogotanos han pagado ya una cifra multimillonaria por infringir las normas.

Peláez indicó que: “se han recaudado más de mil millones de pesos en lo que se está aplicando el Código y esos recursos se deben invertir en acciones de cultura ciudadana, para prevenir estas acciones y también para prevenir el delito”.

Según las cifras el 41% de los sancionados realizaron el curso previsto, es decir que cerca de 70 mil personas están obligadas a pagar la multa.

Y agregó Peláez que: “Se han impuesto 120 mil comparendos a gente que ha realizado algún comportamiento contrario a la convivencia. De esos, 50 mil personas han venido a tomar un curso pedagógico para corregir la conducta”.

Dijo que los ciudadanos quedarán registrados en una base de datos para impedir que accedan a cargos públicos, y otros inconvenientes en trámites.

El subsecretario también señaló que: “queda en el Registro Nacional de Medidas Correctivas y ese tiene efectos. Por ejemplo, si va a contratar con el Estado no podría, porque lo buscan en la base de datos y si lo encuentran con una infracción pendiente no se lo permiten. Tampoco puede recibir otros servicios del Estado: por ejemplo, no puede sacar el pasaporte”.

Se estableció que las multas van desde los 4 salarios mínimos diarios legales vigentes ($104.154), hasta 800 salarios mínimos mensuales vigentes ($624.993.600).