Foto: gestiondelriesgo.gov.co

Este viernes el Banco Mundial publicó informe sobre las perspectivas de diferentes economías de América Latina y el Caribe, mencionando los retos que enfrentan varios países de Suramérica.

El documento señala la incidencia de la crisis venezolana en los países de la región, particularmente en Colombia, ya que más de 1,6 millones de personas han abandonado la nación vecina desde el 2015.

Al respecto dice el informe: “Está ejerciendo aún más presión sobre los recursos sociales y de vivienda en los países vecinos sobre todo en Colombia, que actualmente alberga un estimado de 935.000 migrantes venezolanos”.

Y agrega que no se vislumbra mejora porque la situación en Venezuela seguirá agravándose con una crisis económica, financiera, y social sin precedentes en la historia.

El Producto Interno Bruto de Venezuela podría contraerse un 18,2% en el 2018, y presentar una caída acumulada de más del 50% durante los últimos 5 años; la inflación alcanzaría una tasa anual de 1.000.000% a finales del año, según la entidad internacional.

El Banco reveló que las perspectivas de crecimiento para 2018 no cumplen con las expectativas iniciales, previendo que la región crezca 0,6% en 2018 y 1,6% en 2019.

Al respecto la entidad dijo: “Entre las razones principales detrás de este crecimiento más lento, están las turbulencias del mercado que comenzaron en Argentina en abril, la desaceleración en la expansión de Brasil, el deterioro continuo de la situación en Venezuela y un entorno externo menos favorable”.