La Comisión Accidental del Congreso colombiano para el seguimiento de la crisis de Venezuela, sesionó en el recinto de la Plenaria del Senado, con el propósito de ofrecer un espacio de diálogo democrático entre los 20 diputados exiliados en diferentes partes del mundo.

El evento contó con la presencia de Julio Burgués, Comisionado presidencial de Venezuela, diplomáticos de Ecuador, Chile y Paraguay y otras personalidades. Asimismo, para coordinar acciones que coadyuven a mitigar la crisis de los venezolanos que salen del país.

Senador Efraín Cepeda Sarabia (Partido Conservador), coordinador de la declaración de Cúcuta por Venezuela, habló en su presentación sobre los alcances de la crisis y los avances de las acciones, programas y proyectos de Agenda Legislativa, en beneficios de los venezolanos y el restablecimiento de la democracia del vecino país.

«Éste es un acto de hermandad y de solidaridad, los colombianos tenemos una deuda de gratitud con el pueblo de Venezuela, por todo el acogido que nos dieron cuando ciudadanos nuestros viajaban a ese país en busca de trabajo», sostuvo en senador Cepeda.

Al finalizar su presentación, el congresista informó que en el país existen 1.428 venezolanos y se espera que, para fin de año, sean unos dos millones. «Sólo queremos decirle al régimen de Nicolás Maduro, que tiene los días contados. Que la restauración de ese país tiene nombre propio y ese es Juan Guaidó. Nosotros estamos poniendo los muertos y ellos refugian a los asesinos y narco guerrilleros. Cuenten con todo el apoyo del pueblo de Colombia».

Durante el encuentro, el presidente de la Asamblea Nacional y presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, realizó una intervención por videoconferencia, en la que agradeció a los parlamentarios presentes su cooperación en medio de la situación crítica que ha generado la dictadura.

Guaidó reiteró la ruta política planteada para lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y elecciones libres. “Nuestra ruta y objetivos siguen siendo los mismos y están contenidos en el acuerdo aprobado y ratificado este martes en la Asamblea Nacional. Seguimos en la lucha para recuperar la soberanía del pueblo de Venezuela».

Entre tanto, el diputado Tomás Guanipa, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, manifestó: «Son muchas las cosas que podemos hacer para ejercer presión contra el régimen de Venezuela y liberar a todos los venezolanos». «Estamos convencidos que nuestra lucha terminará, cuando hayamos recuperado la libertad de los venezolanos y la democracia de nuestro país».

En su intervención, Julio Borges, afirmó: “La situación entre Venezuela y Colombia es una tragedia, se está generando un tercer país, donde se promueve la violencia y el crimen organizado, el narcoterrorismo, para desestabilizar a las regiones. Seguiremos luchando, hasta conseguir la libertad de Venezuela».

A su vez, la diputada Gaby Arellano, exiliada en Colombia, agradeció por visibilizar la tragedia humana de Venezuela. «El éxodo se da por el miedo a morir de hambre, no somos migrantes, somos refugiados. Aquí estamos los diputados seguiremos luchando por todos los venezolanos».

Por su parte, la senadora Paola Holguín (Centro Democrático), integrante de la Comisión Accidental para el tema de Venezuela, reclamó que se reconozca esa situación como una crisis de refugiados. “Este es un reclamo basado en la legalidad y también por ser un asunto moral. Los venezolanos han sufrido una violencia masiva de sus derechos humanos, han salido de su país, no por su propia voluntad y porque la dictadura los ha obligado a hui, en condicionantes lamentables».

La congresista propuso que los países de América Latina se unan para homologar la legislación y reclamar el respeto de los derechos humanos de los venezolanos, para que no sean discriminados y que puedan recibir exilio, a que reciban un trato favorable, a que tengan derecho a un trabajo digno y “que les demos el trato que merecen como hermanos”.

Asimismo, habló del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca -TIAR, “este tratado nos permite luchar para para reprimir amenazas y actos de agresión. A Luchar para mantener la paz y la seguridad internacional. Apelamos a este Acuerdo para pedir acompañamiento. Hoy nuestro clamor es para cumplir con los tratados internacionales, para que nos ayuden a combatir a quienes han causado tanto derramamiento de sangre. No caigamos en la tentación de los dialoguitos, que termina siendo antidemocrático”.

En su momento, el asambleísta de Educador, Fernando Florez, expresó que la mayor preocupación que tienen los países Latinos es la narcodictadura de Nicolás Maduro. «No podemos seguir permitiendo que se sigan refugiando grupos de la narcoguerrilla, que patrocina al Gobierno de Venezuela». De igual manera, la diputada venezolana Sonia Medina habló sobre la importancia del TIAR, en la crisis de Venezuela. «Le digo a todos mis compatriotas que nos volveremos a encontrar para abrazarnos nuevamente, construiremos una Venezuela de paz, alegría y progreso».

Después de la intervención de los diputados, el senador Cepeda Sarabia reiteró el apoyo incondicional al pueblo de Venezuela. «Seguiremos trabajando por la restauración de la democracia del vecino país». Afirmó que la Comisión Accidental ha determinado refugiados y no migrantes, porque ellos no salen de su país por cuenta propia, por la delicada situación donde se le violan todos sus derechos humanos.

El congresista exteriorizó que también apoyarán la actividad de la TIAR, para se dé un régimen de transición, donde se logre la libertad de los venezolanos, “que loslLatinos los acojamos como hermanos, de la manera que lo hacemos en nuestro país”. Cepeda solicitó ayuda de la Comunidad Internacional para atender la crisis de Venezuela, en las necesidades en salud, educación, trabajo y demás.