Disminuir uso del cigarrillo tradicional: meta de Asociación para la Reducción de Daños por Tabaquismo

marzo 5, 2020 2:02 pm

Tags de esta nota:

En asamblea constitutiva fue instalada el pasado 21 de febrero, la ARDT IBEROAMÉRICA, Asociación Iberoamericana para la Reducción de Daños por Tabaquismo, cuyo fin es el de reducir el daño que crea el consumo de tabaco por combustión y defender el derecho a consumir productos significativamente menos dañinos para la salud, como alternativa al cigarrillo tradicional.

La ARDT representa a asociaciones de consumidores de nicotina sin combustión de Colombia, México, Brasil, Chile, España, Perú y Paraguay.

El próximo paso de la recién creada ARDT IBEROAMÉRICA, será la pronta adhesión de futuras asociaciones de Costa Rica, Panamá, Ecuador y Venezuela, así como también la creación en otros países de la región de agrupaciones que permitan defender el principio de la reducción de daños por tabaquismo y las formas inseguras de tabaco oral.

Además, la ARDT IBEROAMÉRICA, a través de su presidente Francisco Ordoñez, quien a su vez lidera la Asociación Colombiana de Vapeadores, ASOVAPE, abrirá espacios pedagógicos para participar en el debate público del uso de productos de riesgo reducido para el suministro de nicotina, como los cigarrillos electrónicos y otros productos avalados científicamente.

“Existe una creciente evidencia de que las políticas de reducción de daños por tabaquismo pueden desempeñar un papel esencial como complemento a las estrategias convencionales para dejar de fumar. Países como Reino Unido y Nueva Zelanda han regulado su utilización y aplicado dichas políticas de reducción de daños en el campo de la salud pública con el fin de disminuir el consumo de tabaquismo. “Hoy en día, los vaporizadores son la herramienta de cesación tabáquica más exitosa habiendo logrado apartar del mortal hábito de fumar a millones de personas en todo el mundo”, afirmó Ordoñez.

El Reino Unido, país líder en el mundo en estrategias de reducción de daño, publicó su Plan de Control del Tabaco incluyendo en éste el uso de los vaporizadores por su éxito como herramienta de cesación tabáquica. Lo anterior, con el fin de ampliar las opciones ofrecidas al fumador para dejar el hábito y llegar a convertirse en 2030 en un país libre de humo.

Asimismo, la Academia Nacional de Medicina de Francia, de la que forman parte médicos de todo el mundo, ya se pronunció a favor del cigarrillo electrónico como una ayuda para detener el tabaquismo. La Academia emitió un comunicado manifestando que no se debe cuestionar la confianza en los productos de vapeo, a partir de los casos presentados en Estados Unidos a causa de la adquisición y uso de sustancias adulteradas y compradas en el mercado negro. Dicho organismo también recordó que en la Unión Europea la normativa que regula los cigarrillos electrónicos garantiza la calidad y seguridad de estos productos, a diferencia de los vacíos legales existentes en Estados Unidos.

“En las regiones de Iberoamérica no existen regulaciones claras relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos, salvo España que está sobre la TPD, que es la regulación de productos de tabaco en la Unión Europea. De resto hay prohibiciones sobre todo en la venta, no en el consumo, y por otro lado hay países donde lo clasifican como producto farmacéutico. Esto nos motiva a seguir trabajando en la región para que las personas puedan contar con información veraz que les permita tomar decisiones alternativas al cigarrillo tradicional”, puntualizó Ordoñez.

Con la consolidación de la ARDT IBEROAMÉRICA, sus representantes unirán esfuerzos durante los próximos tres años para:

-Ser reconocidos como partes interesadas y legítimas para ser consultados en la formulación de cualquier política y/o regulación que afecte a la modificación, disponibilidad o impuestos de estos productos de riesgo reducido alternativos al cigarro tradicional.

-Promover medidas para evitar que los menores de edad consuman nicotina, ya sea a través del consumo de tabaco combustible o de productos de riesgo reducido, como los vaporizadores.

-Impulsar la creación de asociaciones u organizaciones sin ánimo de lucro en países donde todavía no existan, en las que se unan usuarios cuyo interés sea apoyar y dar a conocer el principio de reducción de daños por tabaquismo.

Los comentarios están cerrados.