La virtualidad en tiempos de coronavirus

marzo 31, 2020 3:45 pm

Tags de esta nota:

Imagen de archivo

Para hacer teletrabajo y educación virtual los requisitos básicos son tener un computador con acceso a internet y las habilidades para el manejo de herramientas digitales.

En un país, como Colombia, especialmente, en el caso de las familias más numerosas, ¿están todos preparados y con los recursos necesarios para asumir este reto al mismo tiempo? Algunas recomendaciones de expertos en educación virtual.

Un mundo dinámico y globalizado en el que los cambios se dan a cada instante, y más ahora de manera abrupta, como es el caso de la pandemia del Covid 19, que le ha puesto retos a las Instituciones de Educación Superior (IES) para llevar a cabo el proceso de formación sin interrupciones a través de la virtualidad, también pone sobre la mesa la inquietud de si las familias disponen de los equipos necesarios y de buena conectividad para lograr los objetivos propuestos desde el Gobierno como alternativa de educación y teletrabajo.

En ese aspecto, Jhon Pardo, Vicerrector del Politécnico ICAFT, Institución de Educación Superior especialista en transporte intermodal, con experiencia en educación virtual, sostiene que si bien es cierto que las diferentes herramientas digitales, tales como plataformas especializadas y redes sociales entre otras, propician la interacción entre diferentes culturas, facilitando la inclusión y el trabajo colaborativo entre otras ventajas, no todas las IES están totalmente preparadas para dictar clases en línea ni en todos los hogares se cuenta con las herramientas para que cada miembro de la familia esté debidamente conectado.

Además, agrega que: “la cuestión atañe a todos los miembros de la comunidad académica; pues aspectos como la conectividad, la disponibilidad de equipos y las habilidades para el manejo de las diferentes herramientas disponibles son indispensables para el éxito del proceso de formación, por ejemplo, ¿Qué pasa con una familia compuesta por 4 personas en donde solo hay disponible un equipo y la conectividad es inestable?, preguntas como estas están sin resolver”.

Más que una video conferencia
Lo primero que hay que decir es que la virtualidad va más allá de los encuentros sincrónicos o video conferencias, dice John Pardo. “Por ejemplo, en ICAFT se ha dispuesto de espacios académicos para cada curso según su naturaleza, privilegiando el trabajo colaborativo a través de diferentes mecanismos de interacción. Además, en plataforma hay disponibles diferentes recursos pedagógicos y de apoyo para enriquecer la experiencia del estudiante”, explica el vicerrector.

El docente indica que por curso se pueden llegar a conectar en tiempo real un promedio de 40 estudiantes, pero todo depende de la plataforma que se utilice en el momento y del internet que tenga cada estudiante. “Los límites dependen más del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, por ejemplo, en una conferencia se pueden llegar a tener 400 o más personas”, indica
Pardo.

Para finalizar, el profesor, sostiene que una de las características más importante de la virtualidad es la flexibilidad en donde cada actor es autónomo es su proceso; sin embargo, existen horarios establecidos para los encuentros sincrónicos.

Principales recomendaciones para la familia
Como experto en educación virtual, John Pardo, vicerrector del Politécnico ICAFT ofrece algunas recomendaciones:

– Educación virtual y teletrabajo no implica que se deba estar conectado todo el tiempo.
– Evitar el uso de cámara, esto congestiona la red.
– Establecer horarios de tal forma que todos puedan acceder a los equipos y a la red.
– Dar prioridad a las personas con encuentros sincrónicos; aunque estas videoconferencias por lo general se graban y las personas pueden acceder en cualquier momento.
– Descargar al equipo las actividades a realizar para no trabajar en línea y tan pronto se tenga la disponibilidad se suben a la red.
– Hay actividades que se pueden realizar a través del celular, no hay que descartarlo.
– Hacer acuerdos con profesores para los temas de conexión en el caso de la educación virtual y con los jefes para el caso de teletrabajo.
– Hacer pausas activas.

Los comentarios están cerrados.