Presos de Bellavista tuvieron que convivir con un cadáver por siete horas

mayo 7, 2020 4:02 pm

En la cárcel Bellavista, en Medellín, hay una sobrepoblación del 300%, y los presos tuvieron que «convivir» por más de siete horas con un cadáver porque los guardias no querían recogerlo sin saber si tenía COVID-19.

En la madrugada del pasado miércoles murió Rubén Darío Oquendo en la cárcel de Bellavista. Según la Fundación Pres.o.s de Colombia, el cadáver del hombre estuvo «tirado en un rincón» al final de un pasillo y «en estado de descomposición» hasta después del mediodía, cuando las autoridades lo recogieron.

Las personas privadas de libertad mostraron a través de un vídeo que habían separado el cadáver de las decenas de presos que estaban en el pasillo únicamente con una cinta, y que estaban recibiendo los alimentos «por encima» del fallecido y «sin ninguna medida de higiene», según relata en el vídeo uno de los presos.

El comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Eliécer Camacho Jiménez, dijo que la Secretaría de Salud tardó en llegar a la cárcel para realizar el diagnóstico de COVID-19 al cadáver. Tan pronto se descartó esa posibilidad, los funcionarios lo levantaron.

Sin embargo, Miguel Rengifo, director de la Fundación advirtió que es muy probable que Oquendo haya muerto por la enfermedad, y que debido a la «corrupción» que prima en las cárceles, no se haya dicho.

Rengifo dijo que en la cárcel Bellavista se han registrado al menos 36 internos contagiados con COVID-19 y 12 guardianes. Señaló que «el más alarmante es el caso de la cárcel de Villavicencio [Departamento del Meta], que ya lleva 32% de contagiados en su población»: 760 de los 1.780 presos más 12 guardianes.

Los detenidos en Bellavista y en las otras cárceles solicitan que los guardia cárceles y todos quienes ingresen «cumplan con todas la medidas de bioseguridad» ya que los que están encerrados «están desprotegidos» al interior de la cárcel sin medios para prevenir la pandemia, aseguró Rengifo.

«No hay insumos, trajes de bioseguridad, ni guardias ni internos están protegidos con ningún elemento, ni tapaboca, ni gel, ni jabón, tampoco hay agua potable. La guardia entra y sale sin ningún problema. Ese es el problema que hay en todas las cárceles de Colombia, pero especialmente en Bellavista: el video muestra el hacinamiento que sufrimos», dijo Rengifo.

Ante la situación en las cárceles y las medidas sanitarias que no se han tomado, el representante Alejandro Vega pidió la renuncia del director del Instituto Nacional Penitenciario Inpec.

El director del Inpec, el general Norberto Mujica Jaime, aseguró que siempre se siguieron los protocolos para la protección de los reclusos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *