Hospital de Magangué sigue en plena recuperación

mayo 20, 2020 4:23 pm

Foto Supersalud

La Superintendencia Nacional de Salud intervino inicialmente desde el 2 de octubre de 2017 el Hospital Río Grande de la Magdalena, pero fue a partir del 15 de enero de 2019 que un nuevo equipo interventor se hizo cargo de esta ESE que se encontraba en una situación financieramente inviable, atravesaba por graves problemas de contratación y no prestaba los servicios básicos en sus 12 centros de salud ubicados en zona urbana y rural de Magangué en el departamento de Bolívar.

Con la gestión hecha en los últimos 16 meses por el equipo que dirige el agente especial Hugo Vásquez, hoy en día el hospital ha vuelto a garantizar la atención en sus 82 consultorios y ya presenta indicadores positivos en lo asistencial, lo administrativo, lo jurídico y lo financiero.

Un primer gran avance ha sido poner orden a los temas relacionados con el talento humano. Con respecto al personal de planta, la intervención se ha puesto al día con los pagos de sueldos de 2019 y de lo corrido de 2020, con las cesantías e intereses de cesantías del año pasado, con y los aportes a seguridad social. Igual sucede con los contratistas.

En ese sentido, con cargo a los recursos del Fonsaet, el hospital ha ejecutado pagos de obligaciones laborales de vigencias anteriores, por valor de $1.203 millones. En lo asistencial, los pobladores de los 32 corregimientos localizados en las riberas del Río Magdalena ya cuentan de nuevo con los servicios de consulta externa de medicina general, odontología, enfermería, servicio de laboratorio clínico, atenciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, propios de un hospital de primer nivel.

Adicionalmente, muchos usuarios han visto también el regreso de las ambulancias fluvial y terrestre que se han convertido en los vehículos asistenciales que les permite ser trasladados a IPS de mayor complejidad para salvarles la vida.

Otros logros destacados son la actualización, ajuste de los procesos prioritarios y procedimientos asistenciales, así como la contratación y dispensación continua de insumos asistenciales y administrativos esenciales en cada centro de salud para garantizar la continuidad en la prestación de los servicios de salud.

El personal médico cuenta ahora con mejores aparatos de salud como lo es el nuevo equipo de hematografía. Adicionalmente, se ha avanzado en la ejecución de cronogramas de mantenimiento de los equipos biomédicos y en la adecuación de las instalaciones físicas de los centros de salud para que cumplieran los requisitos y estándares de habilitación establecidos en la normatividad vigente.

Igualmente se ha dado solución a temas fundamentales como disponibilidad de plantas eléctricas, aires acondicionados, redes y equipos de comunicaciones.

Para optimizar la atención, se han actualizado los registros clínicos y se ha dado capacitación al personal asistencial en el manejo de la Atención Integral de las Enfermedades Prevalentes de la Infancia, estrategia que complementa a la Institución Amiga de la Mujer y la Infancia (IAMI) e Instituciones Amigas de la Familia Gestante y la Infancia (IAFI), violencia intrafamiliar y de género.

Finalmente, la depuración de las cuentas y los estados financieros es otro logro, pues, cuando el equipo interventor asumió la dirección del hospital, se encontró que muchas cifras no eran consistentes con la realidad.

Hoy en día, el plan de salvamento ha permitido recuperar cartera, mejorar la facturación de los servicios y, por ende, incrementar el recaudo en más de 12%.

En primera línea de protección Frente a la atención de la pandemia, desde el primer momento se ha procurado la adecuada dotación de elementos de protección personal a su talento humano.

Además, diariamente se cumplen medias de prevención como la entrega de tapabocas y aplicación de gel antibacterial a los usuarios cuando acuden a recibir atención.

Durante la fase de mitigación, se adquirieron equipos básicos de atención en los centros de salud para reforzar condiciones óptimas de funcionamiento.

Aplicando las medidas de distanciamiento, en los 32 corregimientos del área rural de Magangué, se han realizado campañas educativas en temas como lavado de manos y prevención de contagio. También, jornadas de atención intramural para mantener atenciones en vacunación, atención prenatal a gestante de alto riesgo, control posparto y recién nacido de alto riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *