Papa Francisco pide mantener medidas de contención del Covid-19 y no cantar victoria antes de tiempo

junio 7, 2020 8:44 am

Foto Vatican News

–El Papa Francisco recordó este domingo a los países en los que el Covid-19 continúa cobrando muchas víctimas y exhortó a continuar con las normas vigentes para evitar el aumento de contagios del coronavirus. Al respecto pidió no cantar victoria antes de tiempo.

Los pronunciamientos los hizo el pontífice después de dirigir el rezo del Ángelus desde la ventana del palacio apostólico vaticano ante cientos de fieles reunidos en la plaza de San Pedro ya que las autoridades italianas han disminuido las medidas restrictivas sanitarias ante la pandemia del Covid-19.

“Los saludo a todos ustedes, romanos y peregrinos: los fieles, las familias, las comunidades religiosas. También su presencia en la plaza es un signo de que en Italia la fase aguda de la epidemia ha sido superada”, dijo el Papa.

Sin embargo, el Santo Padre destacó la necesidad de continuar con las medidas cautelares para evitar la propagación del Covid-19 y pidió tener “cuidado, no canten victoria antes de tiempo, no canten victoria demasiado pronto. Aún es necesario de seguir con las normas vigentes. Porque son normas que nos ayudan a evitar que el virus avance”.

“Gracias a Dios estamos saliendo del centro más fuerte, pero siempre siguiendo las prescripciones que nos dan las autoridades”, pidió el Papa Francisco quien recordó que “lamentablemente, en otros países, pienso en algunos, el virus sigue cobrándose muchas víctimas”.

Además, el Santo Padre resaltó que “el pasado viernes, en un páis, hubo un muerto cada minuto. Terrible. Deseo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias, y a todos los que los cuidan. Con nuestra oración acerquémonos a ellos”, pidió el Papa ante los fieles en la plaza así como también en su cuenta oficial de Twitter @Pontifex.

Al finalizar el rezo del Ángelus de este domingo 7 de junio, el Papa Francisco recordó que este mes de junio está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús y confió la oración que reza desde pequeño, que aprendió de su abuela.

“El mes de junio esta? dedicado de manera especial al Sagrado Corazo?n de Cristo, una devocio?n que une a los grandes maestros espirituales y a la gente sencilla del pueblo de Dios”, recordó el Santo Padre.

En esta línea, el Papa Francisco dijo que “hay una antigua oración –la aprendió de mi abuela– que decía: ‘Jesús, haz que mi corazón se parezca al tuyo’. Es una hermosa oración: ‘Haz mi corazón semejante al tuyo’. Una hermosa oración, pequeña, para rezar este mes. ¿La decimos juntos ahora? ‘Jesús, que mi corazón se parezca al tuyo’. Otra vez: ‘Jesús, que mi corazón se parezca al tuyo’”, advirtió.

Por ello, el Pontífice señaló que “en efecto, el Corazón humano y divino de Jesús es la fuente de donde siempre podemos obtener misericordia, perdón y ternura de Dios. Podemos hacer esto reflexionando sobre un pasaje del Evangelio, sintiendo que en el centro de cada gesto, de cada palabra de Jesús, en el centro está el amor, el amor del Padre que ha enviado a su Hijo, el amor del Espíritu Santo que está dentro de nosotros”.

En este sentido, el Pontífice destacó también que es posible adorar a Cristo “en la Eucaristía, donde este amor esta? presente en el Sacramento”.

“De este modo, nuestro corazón también, poco a poco, se volverá más paciente, más generoso, más misericordioso, imitando el Corazón de Jesús”.

Por su parte, la oficina de prensa de la Santa Sede informó el 6 de junio que actualmente “no hay ningún caso positivo de coronavirus, Covid-19, entre los empleados vaticanos”.

A fines de marzo, el Vaticano declaró que había examinado a 170 empleados de la Santa Sede para detectar el coronavirus y todos habían resultado negativos, y que el Papa Francisco y las personas que trabajan más cerca de él no tenían el virus.

Después de tres meses de cierre, los Museos Vaticanos reabrieron al público el 1 de junio. Se requiere reserva previa y los visitantes deben usar máscaras y controlar su temperatura en la entrada.

La apertura se produjo solo dos días antes de que Italia reabriera sus fronteras a los visitantes europeos, levantando el requisito de ponerse en cuarentena 14 días desde su llegada.

Por último, como es habitual, el Santo Padre deseó a todos “un buen domingo” y bromeó: “iba a decir ‘un buen y caluroso domingo’. Un buen domingo” debido a las altas temperaturas que comienzan en Roma.

“Por favor, no se olviden de rezar por mi?. Buen almuerzo y adios”, afirmó el Papa Francisco. (Información Aciprensa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *