Trump se dispone a firmar orden ejecutiva que introduce algunas reformas policiales

junio 16, 2020 6:30 am

–El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará el martes una orden ejecutiva sobre algunas reformas policiales, cuyo objetivo dijo un alto funcionario de la administración es «invertir más e incentivar las mejores prácticas».

Al informar a los periodistas el lunes antes de la firma, un alto funcionario de la administración dijo que la parte principal será la creación de organismos de certificación para capacitar a los oficiales en técnicas de reducción de tensión y uso de estándares de fuerza.

«Estamos aprovechando nuestra capacidad para ejecutar subvenciones discrecionales y priorizando los departamentos de policía que se tomen el tiempo para obtener esa acreditación», dijo el funcionario.

Otra parte presionaría para crear los llamados servicios de corresponsabilidad, un sistema en el que los oficiales se emparejarían con los trabajadores sociales al responder a las llamadas no violentas, especialmente aquellas relacionadas con problemas de salud mental y adicción a las drogas.

En el Congreso se están considerando revisiones más radicales a la vigilancia policial de la nación.

La Comisión Judicial del Senado llevará a cabo una audiencia sobre el tema el martes con el testimonio de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y de derechos civiles.

La mayoría republicana de la cámara está elaborando su paquete de propuestas, que incluye la prohibición de estrangulamientos y un mayor uso de cámaras corporales policiales.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, calificó la legislación como «una propuesta seria para reformar la aplicación de la ley».

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, dijo que el esfuerzo republicano no llega lo suficientemente lejos y que «ahora es el momento de buscar un cambio audaz y a gran escala».

Se espera que la Cámara de Representantes liderada por los demócratas vote en algún momento de este mes sobre su propio paquete que incluye una disposición que facilitaría la presentación de demandas civiles contra los funcionarios que violen los derechos de alguien.

La Casa Blanca ha señalado que el presidente Donald Trump no respaldaría terminar con lo que se conoce como la doctrina de inmunidad calificada.

Las propuestas de reformas policiales llegan después de tres semanas de protestas en todo el país renovadas por la muerte bajo custodia policial de George Floyd, un hombre afroestadounidense que murió en Minneapolis, Minnesota, después de que un oficial se arrodilló en su cuello durante casi nueve minutos.

El caso de Floyd provocó indignación por el uso de la fuerza por parte de la policía, especialmente contra los afroestadounidenses. El viernes pasado, un policía mató tras disparar a Rayshard Brooks, un afroestadounidense en Atlanta. Los manifestantes, organizados por grupos de derechos civiles, incluida la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP), se reunieron en las afueras del Capitolio de Georgia, donde los legisladores regresaron a trabajar después de un cierre de coronavirus.

Más de 1.000 manifestantes exigieron que los legisladores adopten la reforma de la justicia penal, así como las cuestiones de votación, después de que las elecciones de la semana pasada se vieron empañadas por largas filas en las urnas. Algunos manifestantes entraron al Capitolio, cantando en la rotonda del edificio.

Varios legisladores estatales demócratas, que son minoría en la Cámara de Representantes y el Senado de Georgia, se unieron a la protesta el lunes y dijeron que están listos para actuar en los llamados a reformas. El presidente de la Cámara de Representantes, David Ralston, dijo a los legisladores el lunes que quiere aprobar un proyecto de ley para penalizar aún más los crímenes de odio, diciendo que su aprobación es «tan importante» como aprobar un presupuesto estatal.

La Cámara aprobó previamente un proyecto de ley de crímenes de odio, pero se ha estancado en el Senado.

Muchos demócratas están proponiendo una serie de nuevas leyes para reformar las prácticas policiales, sin embargo, los republicanos, así como algunos demócratas, dicen que no hay tiempo suficiente para aprobar un gran paquete legislativo con solo 11 días restantes en la sesión de los legisladores luego de un prolongado cierre del coronavirus.

Las manifestaciones también tuvieron lugar el lunes por la noche en el Parque Lafayette de Washington, frente a la Casa Blanca, para conmemorar dos semanas desde que la policía despejó por la fuerza a una multitud pacífica poco antes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, caminara por el área para tomar una foto en una iglesia cercana.

También el lunes, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU acordó celebrar un debate urgente el miércoles «sobre las actuales violaciones de derechos humanos por motivos raciales, racismo sistemático, brutalidad policial y violencia contra manifestantes pacíficos». (Información Voz de América).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *