Bogotá

Más de 5 mil policías reforzarán la seguridad en Bogotá en Amor y Amistad

Más de 5 mil policías reforzarán la seguridad para Amor y Amistad en BogotáFoto: Policía de Bogotá
Para este fin de semana de Amor y Amistad el Distrito y la Policía sumarán esfuerzos para promover la sana convivencia durante la celebración, y evitar que se presenten hechos de violencia en la ciudad. Para esto se destinaron 5.700 uniformados para reforzar la seguridad de la ciudad con la participación de policías judiciales y de inteligencia.

De este cifra, más de 1.700 policías estarán acompañando los eventos masivos como conciertos o actividades de entretenimiento nocturno que se desarrollen este fin de semana en la capital.

Por otra parte el Ejército realizará acciones focalizadas en puestos de control mixtos con inspección, vigilancia y control a establecimientos abiertos al público; además, se tendrán patrullajes aéreos a través del Halcón y aeronaves no tripuladas de la Policía.

Desde la Secretaría de Seguridad informaron que «A partir de este viernes, previo a la celebración, se instalarán 11 puestos de control con uniformados del Ejército, del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes de la Policía y de Tránsito y Transporte».

Por su parte, desde la Policía de Bogotá manifestaron que «en este fin de semana hacemos un llamado a la comunidad a celebrar el día de amor y amistad, con respeto, tolerancia y sana convivencia para la construcción de paz y armonía en estas festividades».

 Más de 700 acciones con el plan «Convivamos en Paz, Amor y Amistad»: 

Esta estrategia consiste en realizar campañas preventivas y desplegar el servicio de policía en los puntos de mayor incidencia de fenómenos como el homicidio, violencia intrafamiliar, riñas y casos de intolerancia.

Este plan consiste en realizar campañas preventivas y desplegar el servicio de policía en los puntos de mayor incidencia de fenómenos como el homicidio, violencia intrafamiliar, riñas y casos de intolerancia.

También se tienen previstas campañas en sectores estratégicos de la ciudad, específicamente en bares, zonas de diversión nocturna, centros comerciales y en los barrios, mediante el desarrollo de actividades lúdicas, pedagógicas e informativas que contribuyan a la prevención de la violencia, el consumo de drogas y el desmedido uso de bebidas alcohólicas.