Internacional

Enfrentamiento entre pandillas deja al menos 12 muertos en cárcel de Ecuador

Al menos 12 presos murieron en una cárcel de Ecuador en medio de un nuevo enfrentamiento entre pandillas, dijo el sábado la agencia penitenciaria SNAI, en un nuevo capítulo de la frecuente violencia carcelaria en la nación sudamericana.

La confrontación se produjo el viernes en la cárcel conocida como La Penitenciaría, en la ciudad de Guayaquil, una de las más peligrosas del país.

Ecuador ha estado plagado de disturbios en las cárceles desde 2021, lo que ha resultado en la muerte de cientos de presos, que el Gobierno atribuye a los enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes que luchan por el territorio y el control.

«A través del uso tecnológico se visualizó lamentablemente a 12 personas fallecidas», dijo SNAI en un chat institucional con medios.

A su turno, la Fiscalía anunció en su cuenta de Twitter que «inició de oficio una investigación previa, para identificar a los responsables de la muerte de 12 personas privadas de la libertad».

El año pasado, tanto una delegación de las Naciones Unidas del Subcomité para la Prevención de la Tortura como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encontraron que la violencia en las cárceles de Ecuador se causó por años de abandono estatal del sistema penitenciario.

El presidente Guillermo Lasso, -un exbanquero conservador que enfrenta audiencias de juicio político por acusaciones de corrupción, que él ha negado- ha luchado para enfrentar la creciente violencia en Ecuador, que se utiliza como punto de tránsito para la cocaína que se traslada a Europa y Estados Unidos.

A principios de este mes, el Gobierno de Ecuador modificó un decreto para permitir el uso civil de armas de fuego y gas pimienta, citando el aumento de la inseguridad en el país sudamericano.

El enfrentamiento del viernes se produce luego del asesinato de tres mujeres agentes penitenciarias frente a esa cárcel. Esta semana, la SNAI informó que seis presos aparecieron ahorcados en uno de los pabellones de La Penitenciaría.

Lasso ha aumentado presencia de la fuerza pública y ha declarado en emergencia por varias ocasiones al sistema carcelario, en un intento por controlar la violencia.