Noticia Extraordinaria Panorama Nacional Política

En vilo el panorama político del país a la espera de las revelaciones que prometió Nicolás Petro

El alcance de la colaboración con la Justicia de Nicolás Petro Burgos, hijo mayor del presidente colombiano, Gustavo Petro, tiene en vilo al país, que espera conocer las revelaciones sobre casos de corrupción que el primogénito prometió hacer a la Fiscalía a partir del jueves.

La pregunta que se hacen hoy los colombianos es si Petro Burgos, quien según su exesposa, Daysuris Vásquez, también detenida, recibió dinero ilegal para la campaña presidencial de su padre, que finalmente nunca llegó a su destino pues lo utilizó en beneficio propio, prenderá el ventilador para contar lo que sabe sobre la financiación de campañas.

«¿Cuánto pueden desestabilizar a Gustavo Petro las delaciones que entregará a la Fiscalía el diputado Nicolás Petro? Curioso que el ‘golpe blando’ del que hablaba el Gobierno no tuvo lugar, pero sí en cambio se desarrolla un ‘golpe duro’ que proviene de la misma familia presidencial», escribió hoy en Twitter el analista político Juan Carlos Flórez.

El hijo del presidente es diputado a la Asamblea del Atlántico, un departamento donde son frecuentes las denuncias de compra de votos en época de elecciones.

Petro Burgos, de 37 años y detenido el sábado pasado en Barranquilla junto con su exesposa, fue imputado el martes en Bogotá por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito luego de que un fiscal cuestionara su patrimonio, a todas luces incompatible con sus ingresos como diputado regional.

FOCO EN LA FINANCIACIÓN DE CAMPAÑAS

La financiación ilegal de campañas volvió a la discusión pública en junio pasado luego de que Armando Benedetti, entonces embajador en Venezuela que fue clave para el triunfo electoral de Petro en 2022 en la costa atlántica, amenazara con revelar lo que sabe de la financiación ilegal de esa campaña.

No se sabe si lo que Petro Burgos prometió revelar a la Fiscalía tiene relación con lo que dijo Benedetti, una duda que puede empezar a aclararse el jueves cuando el hijo del presidente sea conducido a una nueva audiencia de la Fiscalía, a la que prometió colaborar a cambio de una rebaja de pena.

«Quiero anunciar a Colombia que hemos decidido iniciar un proceso de colaboración donde me referiré a nuevos hechos y situaciones que ayudarán a la Justicia. Lo hago por mi familia y por mi bebé que viene en camino», manifestó Petro Burgos en la audiencia del martes en la cual se le imputaron los cargos.

La decisión del hijo de Petro de colaborar con la Justicia sorprendió el martes al país y no fue bien recibida por algunos miembros de su defensa a la cual renunció hoy Juan Trujillo Cabrera, uno de sus abogados.

«Por ser de interés general informo a la opinión pública que el día de hoy he renunciado a la representación jurídica de los procesos que se adelanten contra Nicolás Petro Burgos, por diferencia de criterios que impiden que siga al frente del caso», manifestó Trujillo en un comunicado a la opinión pública.

POLÉMICAS EXTRAJUDICIALES

En medio del alboroto político que ha causado la detención e imputación del hijo mayor de Petro y de su exesposa, ella por los delitos de lavado de activos y violación de datos personales pues espió a la actual pareja de su exmarido, la Fiscalía desmintió hoy que haya infiltrado a un agente en el equipo de seguridad de Petro Burgos.

Según el periodista Daniel Coronell, Petro Burgos «decidió colaborar con la Fiscalía y anunciar delaciones» porque «las pruebas que lo persuadieron de voltearse vinieron de un agente encubierto plantado en su esquema de seguridad».

«No es cierto que se haya utilizado la técnica especializada de agente encubierto dentro del esquema de seguridad del señor Petro Burgos», respondió la Fiscalía a esa versión periodística en un comunicado en el que añadió: «Todas la actuaciones establecidas en este proceso se enmarcan en procedimientos legales y constitucionales vigentes».

El escándalo político, que tiene tintes de telenovela con escenas de celos entre la exposa de Nicolás Petro y su actual mujer, que tiene ocho meses de embarazo, subió hoy de tono con la divulgación de un audio en el que Sofía, otra de las hijas del presidente, recrimina duramente a su hermano por su conducta mujeriega y le dice que su actual mujer no entrará a la familia presidencial.