Internacional

Irán descarta una crisis política tras la muerte de Raisi

–El gobierno iraní descartó una crisis política como consecuencia de la muerte del presidente Ebrahim Raisi y del ministro de Asuntos Exteriores iraní y varios altos funcionarios y miembros de su equipo al estrellarse el helicóptero en que se movilizaban en el noroeste de Irán.

Raisi será previsiblemente sustituido por el vicepresidente primero, Mohammad Mokhber, hasta la elección de un nuevo mandatario en un plazo de 50 días, como establece la Constitución. El gabinete iraní, presidido por el propio Mokhber, aseguró que no habrá «problemas» en la administración.

«El presidente de pueblo iraní, trabajador e infatigable (…), ha sacrificado su vida por la nación», dijo el Gobierno en un comunicado en el que alaba la figura de Raisi, cuya muerte ya habían confirmado los medios estatales. «Aseguramos a la nación leal que, con la ayuda de Dios y el respaldo del pueblo, no habrá la mínima perturbación en la administración del país», añade. El Gobierno celebrará hoy mismo una «reunión de urgencia», informó la agencia oficial IRNA, sin dar detalles sobre la hora y el orden del día. El gabinete, presidido ahora por el propio Mokhber, no ofreció detalles de la hora del entierro del mandatario ni de los planes de sucesión.

Mokhber tiene 68 años y llegó a la vicepresidencia con Raisi en 2021, antes ocupó puestos importantes, como la dirección del poderoso conglomerado «Ejecución de la Orden del Imán Jomeiní» (EIKO, en inglés) por lo que está sancionado por Estados Unidos desde 2021. En el accidente también fallecieron el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, el gobernador de Azerbaiyán Oriental, Malik Rahmati, y el líder de los rezos de los viernes de la ciudad de Tabriz, Mohammad-Ali Al-Hashem, además de los miembros de la tripulación.

Tras confirmarse la noticia de su fallecimiento, líderes de todo el mundo han mostrado su solidaridad con el pueblo iraní, expresando sus condolencias por la muerte del presidente Ebrahim Raisi.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y la primera dama, Cilia Flores, expresaron su «hondo pesar» al líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, así como «las más sentidas palabras de consuelo, paz y aliento por tan irreparables pérdidas».

«Venezuela transmite a toda la nación iraní, a familiares y allegados de los fallecidos, su profundo pesar y hace votos porque el legado invaluable del presidente Raisi, quien demostró su lealtad y amistad con el pueblo y el Gobierno venezolano, continúe en cada acto de bienestar por su nación, la justicia, la paz y el bienestar de la humanidad», reseña el comunicado difundido por el canciller del país sudamericano, Yván Gil.

«Estamos profundamente entristecidos» por el fallecimiento de Ebrahim Raisi, del canciller iraní, Hossein Amirabdollahian, y de «sus acompañantes» en un accidente de helicóptero, expresó el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, a través de un comunicado. «Como muestra de solidaridad con nuestros amigos iraníes, la bandera de la Embajada ondeará a media asta», comunicó, por su parte, la Embajada de Rusia en Teherán.

Por su parte, el primer ministro de Pakistán, Shehbaz Sharif, anunció que su nación guardará un día de luto por la muerte del presidente iraní.

Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia ha calificado la muerte de Raisi, y de otros altos funcionarios, de «pérdida irreparable no solo para la sociedad iraní». «Fallecieron verdaderos amigos de Bielorrusia. Sinceras condolencias a las familias y amigos de las víctimas, fortaleza y coraje a todo el pueblo de Irán», reza el comunicado de la Cancillería.

«El presidente Ebrahim Raisi quedará en la historia como un líder sabio que dedicó toda su vida al servicio desinteresado y abnegado al pueblo iraní», dijo el presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko. En nombre del pueblo bielorruso, el mandatario expresó sus «más sinceras condolencias y palabras de apoyo a las familias y amigos de las víctimas, y a todo el pueblo iraní», reza el comunicado del servicio de prensa de Lukashenko. (Información DW).