Invierno afecta varias regiones del país

El aguacero que el viernes causó un colapso en las principales vías de Cali y le arrebató la vida a José Lizandro Castro, un mecánico de 57 años, solo fue el comienzo de un fin de semana pasado por agua que puso en aprietos a los comités locales de emergencia de departamentos de Valle, Tolima y Boyacá.

El susto ayer se lo llevaron los habitantes de Venadillo, en el departamento del Tolima donde un aguacero que comenzó a caer a las 4 a.m., sacó de su cauce no solo al río Venadillo sino a las quebradas Galapa y La Mona.

La peor parte la padecieron los habitantes de los barrios Santofimio, Pueblo Nuevo, Chicoral Alto y Bajo, Lorenzo Urueña, Tumaral y Caracolí, que vieron cómo el agua invadía sus ranchos y alcanzaba niveles de hasta un metro.

María Eunice Lopera, una de las 45 voluntarias con las que cuenta la Defensa Civil de Venadillo, acudió desde la madrugada a atender la emergencia que dejó cuatro casas destruidas y 180 familias damnificadas.

No hubo muertos porque, según ella, la Defensa Civil y el Comité Local de Emergencias le han insistido mucho a los habitantes de las zonas de riesgo que, en época de invierno, deben dormir con un ojo abierto y el otro cerrado.

«Esa pobre gente lo perdió todo porque la creciente fue repentina. Nosotros les hemos dicho que hagan una especie de zarzo para guardar las cosas de valor, pero esta vez no alcanzaron», indicó Eunice.

Para atender a los damnificados, el alcalde local César Sánchez, pidió la solidaridad del país, porque la administración no cuenta con los recursos suficientes para brindarles alimentación y abrigo.

Indicó que la situación es tan crítica que los niños y adolescentes perdieron sus uniformes y cuadernos, por lo que las actividades académicas se verán afectadas.

Transbordo
La otra emergencia la padecen los habitantes de Paz del Río, Tasco y Socha, en Boyacá.

En Socha, la quebrada La Chapa se desbordó y taponó desde el sábado en la noche la vía que conduce a Duitama.

Álvaro Aristizábal, empleado de la Cooperativa de Transportadores Cootransval, indicó que debido al bloqueo los campesinos y viajeros hacia Bogotá se vieron obligados a hacer transbordos.

«Siempre que llueve tenemos problemas pero hacía cinco o seis años que no se veía una emergencia así. Hay mucho pantano, pero se puede pasar y buscar otro transporte», indicó Aristizábal.

En la vía Paz del Río Tasco se presentó un derrumbe que se afectó 10 viviendas, pero no se reportaron víctimas.

Apareció víctima en Cali
En Cali dos casas resultaron destruidas, según las autoridalocales, por el mal manejo de las aguas lluvias, pero no se presentaron víctimas.

Luego del aguacero del viernes, en Cali, se había reportado la desaparición de José Lizando Castro Mendoza, un mecánico que tenía problemas de drogadicción y vivía en un cambuche debajo de un puente.

Sus familiares dijeron a la agencia de noticias Colprensa, que Lizandro fue arrastrado por la corriente del caño San Judas cuando iba a buscar refugio por la lluvia.

Su cadáver apareció en la noche del sábado en la invasión Brisas del Limonar.

Sus conocidos, en el barrio Laureano Gómez, dijeron que a pesar de sus problemas con las drogas, José Lizandro ayudaba a sostener a sus padres y a sus tres hermanos. Nunca tuvo problemas en el barrio.

Los hechos
El nivel del río Cauca seguirá subiendo
El Ideam advirtió que el nivel del río Cauca seguirá en ascenso y llamó la atención sobre posibles inundaciones en Caucasia, Antioquia; La Virginia, en el departamento de Risaralda; y el corregimiento de Juanchito, en Cali. Por eso pidió a la comunidad estar alarta a las indicaciones que brinden los comités de emergencias locales en caso de que sea necesario evacuar.

Ginebra, Valle, sigue aislado por derrumbe
Funcionarios del Invias continúan con las actividades de remoción de escombros en la zona rural del municipio de Ginebra donde un aguacero que cayó hace ocho días ocasionó un derrumbe que aisló a 14 veredas del casco urbano.
Las lluvias del fin de semana dificultaron las labores de remoción del derrumbe y los cultivadores de truchas son los más afectados.

Creciente en Bogotá dejó 948 afectados
La creciente de la quebrada La Chiguaza en el barrio Tunjuelito, de Bogotá, dejó 948 personas afectadas. Para evitar que esto vuelva a suceder, el alcalde del Distrito, Samuel Moreno, anunció que tan pronto baje el nivel de las lluvias se construirá un muro para evitar que la quebrada se salga de su cauce.
Ayer, los afectados se dedicaron a sacar el lodo que entró a sus casas.