Comienzan a entregarse resultados de la catástrofe dejada por terremoto en China

mayo 12, 2008 6:15 am

Unos 900 estudiantes se encuentran bajo los escombros en una escuela que colapsó en China, como consecuencia de un terremoto de 7,5 de magnitud que sacudio la provincia de Sichuan, a menos de 100 kilómetros de su capital, Chengdu, según el informe del Centro Geológico de EEUU.

El Instituto Sismológico de Pekín afirma que el terremoto tuvo una magnitud de 8 grados.

Se estima que hay casi 900 estudiantes bajo los escombros en la provincia de Sichuan, informó la agencia china Xinhua, que establecio que al menos hay seis muertos entre ellos, aunque se espera que la cifra aumente según los grupos de rescate puedan hacer su trabajo.

Se contabilizan de momento cuatro fallecimientos más en un grupo de niños por el derrumbe de dos escuelas primarias en Chongqing (suroeste de China), a unos 300 kilómetros del epicentro del terremoto.

El temblor, con epicentro en el distrito de Wenchuan, una zona montañosa a 92 kilómetros al noroeste de Chengdu, se sintió también en Pekín, Shanghai, Taiwán y hasta en Bangkok, donde los edificios de oficinas temblaron por el movimiento sísmico.

Algunos habitantes de la capital china salieron de sus casas alarmados por el temblor, hacia las 14.30 hora local que se sintió sobre todo en los edificios altos.

De acuerdo con la agencia oficial, muchos edificios han sido evacuados, entre ellos el edificio más alto de Shangai, la Torre Jinmao.

El terremoto se ha sentido con gran intensidad en la ciudad de Xian, a unos 500 kilómetros al noreste del epicentro, informa Luis Tejero.

Centenares de turistas han sido desalojados de los hoteles, al mismo tiempo que trabajadores y estudiantes salían al exterior de fábricas, comercios y escuelas.

«Nos movíamos como en un barco», comentaba un viajero español minutos después de salir corriendo de un abarrotado restaurante de Xian. «Todavía noto los temblores», anotaba otra visitante desde la calle.

Pese a todo, el seísmo no provocó desperfectos de gravedad en la mayoría de edificios y carreteras de la zona y en apenas media hora regresó la normalidad.

En la provincia de Yunnan, Xinhua informa del derrumbamiento de edificios, aunque por el momento no ha habido víctimas.

En Chendung, donde más se ha sentido el temblor, otros edificios también han sido evacuados. «Sentimos la sacudida durante aproximadamente dos o tres minutos. Toda la gente en nuestra oficina se precipitó al suelo. Todavía sentimos temblores leves», dijo un oficinista en Chengdu.

«No he visto edificios derrumbados, pero sí vi una gran grieta en el muro de una casa», dijo una mujer por vía telefónica desde Chengdu. Poco después se cortaron las comunicaciones telefónicas con esta metrópoli y otras ciudades cercanas, mientras que las autoridades han cerrado temporalmente el aeropuerto internacional de la ciudad.

«Hemos notado un fuerte movimiento, nunca habíamos vivido algo así en Chengdu. Se ha cortado la luz», afirmó por teléfono una portavoz de el Ayuntamiento de esa ciudad, con 10 millones de habitantes.

La presa de las Tres Gargantas, la planta hidroeléctrica y de control de inundaciones más grande del mundo y que se encuentra en construcción, no se ha visto dañada por el temblor, según ha informado un testigo.

Los comentarios están cerrados.