Puestos por votos para aprobar Plan de Desarrollo de Bogotá

mayo 28, 2008 3:50 pm

mORENO

El Periodista Édgar Artunduaga (ex senador de la República) denunció que la administración del alcalde Samuel Moreno está negociando puestos por votos, en la discusión y aprobación del plan de desarrollo, en vísperas de aprobarse en el Concejo. El ex alcalde Jaime Castro –quien prologa un libro de Artunduaga que aparecerá la próxima semana- comentó que no le extraña.

“Es costumbre –escribió Castro- que los concejales cobren “peaje” en términos burocráticos, contractuales o presupuestales por los votos que dan o niegan. Algunos concejales cobran porcentaje del sueldo que reciben empleados que ellos hacen nombrar”.

En opinión de Castro “sin ningún pudor, los partidos Conservador, Liberal, Cambio Radical y La U. hacen parte de la coalición gobiernista o se comportan como si lo fueran”.

El libro (Artunduaga desnuda al Concejo de Bogotá) tiene un segundo prólogo del también ex alcalde Luis Eduardo Garzón, quien propone que se haga una reforma política integral, “ante un Congreso sin legitimidad, unos partidos desorganizados y un Presidente que se las quiere todas para él”.

Garzón dice que Colombia debe definir si lo que quiere es seguir permitiendo que sus dirigentes hagan acuerdos y contubernios con delincuentes y narcotraficantes.
El libro de Artunduaga (un segundo H.P Honorables Parlamentarios) será publicado por Forum Libros.

Artunduaga dice que su nuevo libro es “tremendamente revelador”.

3 Respuesta sobre “Puestos por votos para aprobar Plan de Desarrollo de Bogotá”

  1. opinion en mayo 28th, 2008 9:30 pm

    No sería extraño pues parece que es una práctica común. Lo que llama la atención es que el polo, a quien pertence el alcalde, censura esta practica

  2. yoyo en mayo 31st, 2008 1:26 pm

    TODOS LOS PARTIDOS SON IGUALES Y EN TODOS OPERA LA YIDISPOLITICA

  3. Hugo en junio 2nd, 2008 7:41 am

    Porque no vemos lo favorable que se esta haciendo en este pais, Todos se dedican a buscar lo malo y nadie lo bueno y peor aun cuando ni se tiene la certeza de lo que pasa.