Comenzó la carrera McCain-Obama

junio 8, 2008 8:52 am

mccain-obama

Blanco versus negro. Viejo vs. joven. Proguerra en Iraq vs. antiguerra en Iraq. Defensor del status quo vs. impulsor del cambio. Héroe de guerra contra un trabajador social que nunca estuvo en el Ejército. Esto es la versión taquigráfica de la batalla por la Presidencia de EE.UU. Pero las cosas van más allá. Incluso hay quienes hablan de una posible ‘guerra sucia’ y de que el tema de la raza jugará un papel trascendente en la contienda que se lanzó el 3 de junio, cuando Obama proclamó su triunfo.

Uno de ellos es el lingüista y activista político estadounidense Noam Chomsky. “El Partido Republicano, que tiene una vertiente fascista, cuenta con una formidable máquina de difamación y vilipendio que aún no han puesto en marcha contra Obama, pero que sin duda lo hará”, dice. Y completa su vaticinio: “Los demócratas obtendrán la mayoría en el Senado y en el Congreso, pero McCain ganará las elecciones presidenciales”.

5 meses
de campaña esperan a los dos candidatos a la Presidencia de EE.UU.
Asimismo, Chomsky califica de alarmantes las encuestas que revelan que un alto porcentaje de demócratas afirma que no votaría por un candidato negro.

En consonancia con Chomsky, el diario The Washington Post descubre “un cisma racial dentro del Partido Demócrata” y la resistencia a un candidato negro en áreas del país que “se pondrá de relieve en la campaña electoral”.

En los próximos cinco meses, una economía frágil y la interminable guerra en Iraq, además de factores de edad y de raza, configurarán la puja para suceder al presidente George W. Bush.

De ganar, McCain, candidato blanco y veterano del Congreso sería el presidente de EE.UU. de mayor edad elegido para un primer período. En cambio que Obama, de 46, negro y novato en el Senado que promete poner fin a la guerra en Iraq, sería el primer candidato de minorías que llegue a la Casa Blanca.

Y ambos candidatos ya dieron una señal de cómo será la campaña: áspera y sin tregua. “No importa quién gane esta elección, la dirección de este país cambiará dramáticamente. Pero la elección está entre el buen cambio y el mal cambio, entre ir hacia adelante y retroceder. Tengo algunos años más que mi oponente, por eso me sorprende que un hombre joven llegue a tener tantas ideas malas”, dijo el senador republicano.

En réplica, el demócrata señaló: “Hay muchas palabras para describir el intento de John McCain de diferenciar su adhesión a las políticas de George W. Bush. Pero el cambio no es alguna de esas palabras. Él compite por el tercer término del presidente Bush”.

Hacen falta 270 votos electorales para ganar la Casa Blanca y la competencia probablemente será muy encarnizada en unos 14 estados. Ambos candidatos se esforzarán por defender los estados que sus partidos ganaron hace cuatro años. McCain también tratará de incursionar en estados demócratas en la región de los Grandes Lagos, mientras que Obama intentará penetrar en el bastión republicano del sur. Es la primera campaña en medio siglo en la que ningún Presidente ni Vicepresidente en ejercicio buscará la Presidencia, y la primera desde 1960 en la que un senador ocupará la Casa Blanca.

Y la batalla empieza con un dilema para el candidato demócrata. Curiosamente, el primer gran reto que debe afrontar tras su histórica nominación no lo proporciona el Partido Republicano, ni de McCain, sino la misma rival que ha tenido durante este último año: Hillary Clinton.

Obama deberá decidir qué hacer con la ex Primera Dama: si incluirla en su papeleta presidencial o desdeñarla a riesgo de perder el apoyo de los 18 millones de electores demócratas que la senadora por Nueva York ha dicho que arrastra. Decida lo que decida Obama respecto a su candidata a la Vicepresidencia, puede ser el principio de una relación más tortuosa con Clinton.

Y como toda campaña o emprendimiento en EE.UU. no empieza sin una encuesta de por medio, ya hay una, la de la firmaGallup, que muestra cómo largan los finalistas. Según el sondeo de Gallup publicado por el diario el USA Today, Obama aventaja ligeramente a McCain en intención de voto para las presidenciales con 47% contra 44%.

Hace un mes la proporción era un 47% para candidato el republicano y 45% para el senador demócrata, Barcak Obama.En busca del nro. dos

El senador John Edwards, dos veces aspirante a la nominación demócrata para la Presidencia de EE.UU., no desea repetir como número 2 en la candidatura de su partido a la Casa Blanca, tal y como hizo hace cuatro años junto con el senador John Kerry. “Ya fui candidato a la Vicepresidencia en el 2004. No es una posición que desee”, aseguró.

Bill Richardson, gobernante de Nuevo México y líder latino, comentó que Hillary Clinton tiene cualidades y experiencia como para ser la compañera de papeleta de Barack Obama. Pero matizó: “No sé si hay química entre los dos para que Hillary sea vicepresidenta”.

Obama se tomará algunas semanas antes de designar a su compañero de fórmula. Para seleccionar al aspirante a la Vicepresidencia, integró un comité de tres personalidades, entre las que se encuentra Caroline Kennedy, hija del difunto presidente John F. Kennedy.

Un sondeo de la cadena CNN reveló que el 54% de los demócratas considera que la fórmula Obama-Clinton es la que más conviene al partido. La ex Primera Dama mantuvo una reunión privada con Obama, la noche del jueves.

EFE

Los comentarios están cerrados.