Condecoran a Ingrid Betancourt en el Elíseo

julio 14, 2008 8:46 am

Ingrid Betancout recibió hoy de manos del presidente francés, Nicolas Sarkozy, las insignias de la Legión de Honor que ella dedicó a los colombianos, y en particular a sus compañeros de cautiverio secuestrados por las Farc.

Esta condecoración es para «todos los que sufrieron», «los que no volvieron» y los que siguen cautivos y esperan recobrar la libertad, declaró Betancourt emocionada en un acto celebrado en la terraza del jardín del Palacio presidencial del Elíseo ante miles de invitados a la fiesta nacional de Francia.

Al imponerle las insignias de Caballero de la Legión de Honor en nombre de la República, Sarkozy le dijo a Betancourt, que tiene la doble nacionalidad francesa y colombiana: «es usted un símbolo de esperanza».

«Hace más de seis años que la esperábamos. Bienvenida», añadió el jefe de Estado al referirse a su liberación el pasado día 2 de julio «en manos de torturadores medievales en uno de los bosques más inhóspitos del mundo».

Tal como hiciera cuando Betancourt llegó a Francia dos días después de su liberación en una operación del Ejército colombiano, el presidente francés prometió seguir «ayudando» para lograr la liberación de los que siguen presos en la selva.

«Digna, recta, orgullosa, valiente», Ingrid Betancourt ha sido «un ejemplo para cada uno de nosotros», subrayó Sarkozy, al afirmar que la República francesa le quiere testimoniar su «admiración y reconocimiento».

En el acto estuvieron presentes, además de la esposa de Sarkozy, Carla Bruni, y el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, varios familiares de Betancourt: sus hijos, su madre, su hermana y su ex marido francés.

El jefe del Estado francés, que rindió tributo a la familia de Betancourt, le dijo a ésta que se quede «el mayor tiempo posible en Francia», donde está segura y «la queremos».

Betancourt, con la voz a veces casi quebrada por la emoción, dijo que no se merecía esta distinción, pero se reconoció muy feliz por recibirla.

Habló en español para decir que dedicaba ese momento «a los colombianos», a los que fueron liberados junto con ella -y de los que fue dando algunos nombres- y a los que nunca volverán, como los diputados de Cali asesinados hace un año por las Farc, así como a los que siguen cautivos y esperan que «llegue su turno» para recobrar la libertad.

Betancourt no asistió por la mañana al tradicional desfile militar del día de la fiesta nacional.

Información EFE

Los comentarios están cerrados.