América Latina espera fuertes cambios con Obama

noviembre 5, 2008 4:02 pm

Como «histórico», «extraordinario», «maravilloso» y «esperanzador» fue saludado este miércoles por los gobernantes de America Latina el triunfo de Barack Obama en los Estados Unidos. Los mandatarios latinoamericanos coincidieron en señalar que su principal proposito es estrechar los lazos con EEUU.

En representación de los paises afiliados, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, celebró el triunfo de Obama y consideró que EE.UU. va a cambiar con su elección.

Tambien destacó que personas cercanas al presidente electo le expresaron que «ha llegado el momento de dar un nuevo paso hacia América Latina».

Entre las peticiones que hicieron mandatarios lantinoamericanos al nuevo mandatario de los Estados Unidos, figuran el fin del embargo económico a Cuba y la salida de las tropas de Irak.

También distensionar las relaciones con los Gobiernos de La Habana y Caracas.

En esta línea estuvieron los gobernantes de Brasil, Venezuela y Bolivia.
El presidente del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó su esperanza en que Obama promueva una «relación más fuerte» entre EEUU., América Latina y África, acabe con un bloqueo económico que «no tiene ninguna explicación humana» y apoye al desarrollo de los países más pobres.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, resaltó que «ha llegado la hora de establecer nuevas relaciones» bilaterales y con América Latina, sobre la base de los principios del respeto a la soberanía, la igualdad y la cooperación verdadera».

«La elección histórica de un afrodescendiente a la cabeza de la nación más poderosa del mundo es el síntoma de que el cambio de época que se ha gestado desde el Sur de la América podría estar tocando a las puertas de los Estados Unidos», aseveró.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, también expresó su «gran deseo» de que Obama levante el «embargo económico a Cuba», tras destacar el hecho de que el senador demócrata representa, como él, a los sectores más discriminados y marginados.

La mandataria argentina, Cristina Fernández, calificó la victoria de Obama como «un gran hito» en la lucha por la igualdad social, que se produce en un momento que requiere de «medidas audaces e innovadoras» y «acciones conjuntas».

El triunfo del candidato demócrata es un «mensaje de esperanza» para el mundo y la demostración de que llega el fin de un ciclo dominado por el neoliberalismo económico, apuntó el canciller Jorge Taiana.

La chilena Michelle Bachelet le deseó «el mayor de los éxitos» y se mostró convencida de que pondrá énfasis en los programas sociales, en tiempos de «serias dificultades» a nivel global, como las crisis energética, económica y alimentaria.

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe Velez, tras felicitar a Obama y al pueblo norteamericano, expresó que “tenemos que seguir trabajando y buscando el apoyo para mantener una coordinación en la política contra el narcotráfico, contra el terrorismo y en procura del fortalecimiento de todas las instituciones democráticas con el Gobierno de los Estados Unidos”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de reunirse con Obama, el Jefe de Estado colombiano manifestó que cuando las circunstancias de su agenda se lo permitan y él lo estime conveniente, se producirá ese encuentro.

Recordó que en varias oportunidades ha tenido conversaciones con el hoy presidente electo de los Estados Unidos y con personas cercanas a su campaña, sobre temas de interés común para los dos países.

En Cuba, representantes de la disidencia confiaron en que sean levantadas algunas restricciones que forman parte del embargo vigente desde 1962 tras el triunfo de Obama, quien el próximo 20 de enero se convertirá en el primer presidente negro de EEUU.

El partido Unidad Liberal pidió en una carta dirigida a Obama eliminar las limitaciones para que los cubanos de EEUU. viajen a la isla, así como autorizar el envío de remesas y dinero a los opositores cubanos desde ese país.

En Guatemala, el jefe de Estado Álvaro Colom confió en que el nuevo inquilino de la Casa Blanca aproveche la buena onda política que atraviesa América Latina, donde se está «levantando la voz de la unidad», para que el continente resulte «inmensamente» favorecido.

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, también dijo estar feliz por la elección de Obama, quien -aseguró- «sin duda alguna le va a dar un giro muy grande a la política» exterior, tras el aislamiento causado por las decisiones «un poco arrogantes» de George W. Bush.

El gobernante uruguayo, Tabaré Vázquez, manifestó su deseo de impulsar relaciones comerciales «justas y equitativas» con la nueva administración, mientras el vicepresidente Rodolfo Nin Novoa afirmó que los estadounidenses «votaron por un cambio de época».

El mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, se sumó a las felicitaciones a Obama, a quien consideró un símbolo de los inmigrantes

Los comentarios están cerrados.