Internacional

Elecciones en Virginia y Nueva Jersey ponen a prueba a Obama

Los republicanos tratarán de recuperarse hoy de las recientes derrotas con las elecciones a gobernador en Virginia y Nueva Jersey, en unas campañas que pusieron a prueba los límites de la influencia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Los demócratas se preparaban para la ingrata posibilidad de perder no sólo uno de los dos estados sino un escaño del Congreso en Nueva York donde el candidato conservador tiene ventaja.

El resultado electoral podría aportar pistas sobre el estado de ánimo del país un año después de la elección de Obama como presidente y un año antes de las elecciones al Congreso del 2010, que representarán el primer referendo claro del Gobierno.

Mientras que los factores locales influyeron en las tres elecciones, la débil salud de la economía estadounidense fue un asunto predominante en cada estado.

En Virginia, el republicano Bob McDonnell superaba al demócrata Creigh Deeds por más del 10 por ciento en los sondeos de opinión, en unos comicios que suponen una oportunidad para los republicanos un año después de que Obama fuera el primer candidato demócrata a la presidencia en ganar el estado desde 1964.

Dos intervenciones de Obama a favor de Deeds parecen haber tenido poco impacto en la campaña, mientras los demócratas sufrían una falta de entusiasmo sin Obama en la papeleta.

Además, los republicanos ganaron fuerza por la posibilidad de recuperar el gobernador, cuya silla ocuparon los demócratas durante los últimos ocho años. La votación culmina a las 0000 GMT y el ganador se conocerá unas pocas horas después.

En Nueva Jersey, el republicano Chris Christie está en una carrera muy apretada con el gobernador demócrata Jon Corzine, el ex ejecutivo de Wall Street que invirtió 23 millones de dólares de su propio dinero en su campaña. Una encuesta difundida el lunes dio al republicano una ligera ventaja.

El candidato independiente Chris Daggett va detrás y la duda fundamental es cuántos partidarios de Dagget lo abandonarán por Christie o Corzine.

Las urnas en Nueva Jersey cierran a la 0100 GMT del miércoles, pero podrían pasar algunas horas más hasta que el resultado esté claro.

Mientras que una derrota demócrata en Virginia podría ser predecible en un estado considerado un bastión republicano, perder en Nueva Jersey se consideraría un gran revés para el partido porque es un estado de inclinación demócrata. Obama ganó por 16 puntos el año pasado.

En el distrito 23 del Congreso de Nueva York se está desarrollando una salvaje batalla por un escaño en la Cámara de Representantes, donde hay un puesto vacante porque Obama eligió al republicano John McHugh como secretario del Ejército.

El candidato conservador Doug Hoffman tiene una ligera ventaja sobre el demócrata Bill Owens en un distrito tradicionalmente republicano. La carrera adoptó un giro extraño este fin de semana cuando el candidato republicano Dede Scozzafava se retiró por falta de apoyo y respaldó al demócrata.