Policía rescata bebé raptado a familia indígena

noviembre 5, 2009 1:59 pm

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel Cesar augusto Pinzón, confirmó el rescate de un bebé de 45 días de nacido, quien había sido robado a su madre, mediante engaños en las instalaciones del Hospital San José en el centro de la ciudad.

Durante el operativo adelantado en un conjunto residencial del noroccidente de Bogotá, las autoridades lograron la captura de la mujer que había secuestrado a la menor.

El comandante de la Policía Metropolita de Bogotá, coronel Cesar augusto Pinzón, señaló que luego de minuciosas investigaciones y gracias a la colaboración de la ciudadanía se logró dar con el lugar donde la mujer mantenía a la bebé.

“Se trató de una cuidadosa labor de inteligencia realizada por un cuerpo especial de investigaciones de la Policía, que comenzó a trabajar sobre la ubicación del menor una vez se conoció su desaparición, denunciada por su madre”, explico el oficial.

El operativo

26 horas se tardaron los organismos de inteligencia en dar con el paradero del bebe embera secuestrado en las instalaciones del Hospital San José, en medio de un operativo relámpago y de mucha información que recibió la Policía a través de las líneas de emergencia.

Los hombres de inteligencia adscritos a la Unidad de delitos contra la vida de la sijin en Bogotá, empezaron a rastrear posibles direcciones donde se encontraría el menor, luego de varias visitas a diversas residencia en la capital, por fin la Policía halló en un apartamento en el bario Bosque Popular al nor oriente de Bogotá a la mujer que aparece en el video cuando salía del hospital con el niño.

Paula Giomar Calderon de 33 años de edad, la responsable por el secuestro del niño, le había hecho creer a sus familiares y esposo que se encontraba embarazada, y que debía trasladarse a la casa de su madre donde fue capturada con el supuesto fin de pasar la licencia después del parto.

Paula Giomar Calderón, es una mujer que se dedica a la venta ambulante de CDs y residía en el barrio Galán, al sur de Bogotá, informaron los hombres de inteligencia y que en el momento de su captura no se mostró nada sorprendida, pues le argumentó a la policía que todo lo había hecho por sus esposo y el deseo de tener un hijo.

En el sitio del allanamiento, la mujer que mantuvo secuestrado al bebe de la comunidad embera, disponía de todos los elementos para su manutención como pañales, biberones y leche de tarro, agregaron los hombres de inteligencia de la policía que llevaron a cabo este operativo.

Los comentarios están cerrados.