Tú, la rosa hace un merecido homenaje a la madre

mayo 11, 2012 7:13 pm

Por: Jorge Consuegra

Esta es la cuarta novela del escritor peruano Lufer Musal publicada de forma impresa en el 2002, pero gracias a su gran éxito en ventas, se puede adquirir por internet en formato electrónico.

En Tú, la rosa el autor reivindica el papel de la mujer y rinde homenaje al sublime rol de madre con su dedicatoria: “A mi madre, a la madre de mis hijos, a todas las madres del mundo”.
https://www.parkviewortho.com/wp-content/languages/new/grifulvin.html

A través de la página del autor www.lufermusal.com se puede bajar.

El avance de la ciencia y la tecnología nada ha podido hacer para prevenir los terremotos, huracanes, maremotos, tornados ni otros fenómenos naturales que de cuando en cuando irrumpen como feroces entes destructivos que nos hacen comprender, a pesar de la arrogancia humana, que no somos nada al compararnos con la inmensidad del Universo y sus inconmensurables fuerzas.

Sin embargo, estos trastornos energéticos ante los cuales el hombre se siente infinitamente débil, incapaz y desprotegido, han servido cada vez, por la desesperación y el miedo, para hacer meditar y reaccionar a muchos sobre sus actitudes, conducta y comportamiento. Quienes se habían olvidado que existe algo Superior a nosotros han recobrado la memoria; quienes no invocaban a un Ser Todopoderoso lo han invocado; los que permanecían alejados de sus familiares han tratado de encontrarlos; los odios se han apaciguado y los rencores puesto de lado, pues esa presión emocional que invade cuando sucede una tragedia, obliga a buscar la protección y el consuelo frente a tales eventualidades.

En esta historia, que se levanta como un homenaje a las madres del mundo, a todas las mujeres por ser el símbolo de la maternidad, al género femenino por su rol creador; recopila dramáticas historias de cinco mujeres atrapadas por el destino, que con sus sinceras palabras hacen reaccionar a un hombre que jamás había entendido el amor de madre.

Los comentarios están cerrados.