Nacional

Cómo evitar tragedias por deslizamientos y aludes

deslizamiento

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –UNGRD- hizo un llamado a la comunidad para estar atentos a los cambios que se registren en su entorno, especialmente en sitios de ladera o montaña, teniendo en cuenta los riesgos que en esos lugares genera la temporada invernal que enfrenta el país, y que se extenderá hasta mediados de diciembre según los pronósticos del Ideam.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres pidió identificar aspectos frente al nivel de alerta que se puede establecer de la siguiente manera: “el establecimiento de nivel de alerta, acorde a la estrategia de respuesta es un estado de alistamiento, en el cual se deben estimar específicamente las medidas que deberán adoptar por ejemplo; en el sector operativo (alistamiento 24 horas), en el sector defensa (acuartelamiento), etc. las cuales deberán ser socializadas con el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres –CMGRD-, de manera que se espera la activación de sala de crisis y demás medidas preventivas que se consideren necesarias. Esto se realiza mediante un comunicado”.

El organismo de emergencia señaló que “Si lo que se desea es tener la posibilidad de adelantar acciones de contratación u otro tipo de medidas, se deberá es declarar la Urgencia Manifiesta o Calamidad Pública. La cual podría motivar de acuerdo a la información técnica de incremento de condiciones de riesgo y la inminencia de peligro, si es que esto aplica”.

Este anunció hace referencia a situaciones como verificar si se está ubicado en una zona de movimientos en masa; no comprar, ni alquilar lotes o viviendas en zonas de ladera.; manejar de una manera adecuada las aguas lluvia.

De la misma forma, es importante tener presente que para evitar complicaciones en zonas de ladera, especialmente en esta época de lluvias, que se debe construir sólo con asesoría técnica; contribuir en el tema de reforestación con especies nativas las zonas de ladera inestables (con asesoría de las autoridades correspondientes).

Es indispensable, dentro de todo el tema de reducción del riesgo de desastres que se realice mantenimiento periódico a los drenajes, canales y filtros de sus viviendas; evitar la acumulación de escombros y basuras; así como si se observan fugas de agua informa oportunamente a las autoridades.

Si está ubicado en una zona de falla geológica o susceptible a deslizamiento esté muy atento a cambios importantes como: caída de material, ruidos fuertes, movimiento o desplazamientos de material, evacue de manera preventiva y avise a la administración municipal (consejo de gestión del riesgo y/o entidades operativas).

Si está ubicado en una zona aledaña o ronda de río, esté muy atento a los cambios como: incrementos del nivel, cambio en coloración, disminución apreciable del volumen, ruidos fuertes o incremento de volumen.

Frente a las anteriores señales de peligro, evacue rápidamente a un sitio alto; aliste su maletín de emergencia con: una muda de ropa por integrantes, radio con pilas, copia de los documentos de identidad, agua y comida enlatada. Esto es lo mínimo que debe llevar con usted en caso de requerir evacuar.

Esté muy atento a la información de riesgo que informa la administración municipal, el consejo de gestión del riesgo y las entidades operativas, acate sus instrucciones de seguridad.

En las comunidades donde se vive en laderas es importante establecer un sistema vigilancia del terreno, las 24 horas del día, (si observan alguna situación anómala del terreno, avise de inmediato a las autoridades).

Esto se consigue con cambios como presencia de grietas en rocas, suelos y viviendas; elementos desplazados de su lugar original como postes, árboles, cercas, muros y andenes.

No olvide participar en simulacros de evacuación y fije puntos de encuentro en lugares seguros; verifique si su vivienda o lugar de trabajo es seguro antes de ingresar; evacue en caso de notar alguna de las situaciones mencionadas, mientras las autoridades verifican la situación.

De acuerdo a las situaciones registradas recientemente, como en la ciudad de Manizales, todo el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres se encuentra activo y listo a prestar su apoyo en el momento que sea necesario, no sólo en las situaciones de manejo de desastres, sino en conocimiento y reducción del mismo.