¿Cómo explicar lo inexplicable?

noviembre 15, 2015 8:04 am

mauricio-botero-caicedo Por Mauricio Botero Caicedo
En días pasados me vi en enormes dificultadas para explicarle a Borja Alcalá, un cercano amigo recién desempacado de la Madre Patria, lo que había pasado hace treinta años en Colombia con la justicia.

“Mira…” me preguntó el español con amabilidad, “…yo había pensado que si en realidad era un grupo terrorista el se había tomado el Palacio de Justicia ¿por qué es el Presidente de la República el que está hoy pidiendo perdón?”

No sabía que responder a la incomoda pregunta de mi invitado. “En realidad si fue un grupo terrorista…o más concretamente el llamado M-19 el que se tomó el Palacio de Justicia…pero por lo que se ve en la prensa, pareciera ser que fue el Estado el que se tomó el Tribunal…”

“No entiendo nada…” contestó Borja “…pero cuéntame ¿por qué los terroristas se tomaron el edificio?” “Los del emé…” intenté explicar con una reducida capacidad de convencimiento “…en realidad estaban es haciendo un mandado a los narcotraficantes y lo que buscaban era, en un incendio, desaparecer los expedientes que eventualmente llevarían a que dichos criminales pudieran ser extraditados a Estados Unidos. Se dice que los narcos han podido haber pagado cinco millones de dólares por este favor, pero ha podido ser una cifra bastante más alta…”

“¿Me imagino que el Estado persiguió y encarceló a los narcotraficantes y a los terroristas?” preguntó el español. “No…” me tocó responder “…el Estado les concedió a los terroristas una amplia y generosa amnistía y suspendió por mucho tiempo la extradición de los narcotraficantes…”

“¿Entonces nadie ha sido perseguido castigado por este crimen contra la nación?”

“Claro que si, Borja…” le contesté…”…Durante estos treinta años el poder judicial, con la venia del ejecutivo, se ha dedicado a perseguir a los militares que defendieron las instituciones y la democracia del ‘Golpe de Estado’ que pretendía propinarle la siniestra alianza entre el terrorismo y el narcotráfico.”

Borja, confundido y desubicado, decidió adelantar su regreso a la Madre Patria para no tener que permanecer mucho más tiempo en este país de locos. No sé que tan consciente mi amigo Borja es que allá los esperan otros locos que son los catalanes que pretenden que se desbarate la Madre Patria.

Deja un comentario