Formación, clave para la prevención de accidentes de tránsito

agosto 23, 2017 7:28 pm

Tags de esta nota:

Con el propósito de aunar esfuerzos para contribuir con lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su declaración del Decenio de Acción de Seguridad Vial 2011 -2020, que busca reducir el número de víctimas mortales en accidentes de tránsito, el Politécnico ICAFT, la Corporación Educativa Indoamericana y la empresa española Telestos firmaron un convenio que une fuerzas interdisciplinares para trabajar por la seguridad vial.

El convenio “cuenta con componentes de formación, asesoría legal, tecnología, diseño de programas y proyectos para acompañar a la sociedad e industria en la evaluación, diagnóstico y estructura del Plan Estratégico de Seguridad Vial ajustado a cada fin”, afirma Joaquín González Hurtado, gerente de desarrollo corporativo de Telestos.

El funcionario español agrega que: “con este convenio creemos firmemente que el trabajo entre el gobiernos, la educación y las empresas permitirá
disminuir el índice de accidentalidad, esto teniendo en cuenta que en Colombia se tiene un muerto por hora en accidentes de tránsito”.

Para la empresa española, destacada en el ámbito internacional por desarrollar tecnologías al servicio del transporte y la seguridad vial, el convenio firmado con las instituciones educativas colombianas es “la oportunidad para poner en práctica lo que hacemos por vocación. Podemos aportar experiencia, herramientas tecnológicas y la posibilidad de contactos educativos en España para traer programas de formación. Al igual que Telestos, el Politécnico ICAFT e Indoamericana son compañías que trabajan en la formación del transporte como vocación”, indica González.

En lo que a formación se refiere, Claudia Cortés, directora de Proyección Social y Extensión del Politécnico ICAFT, destaca el programa de Tecnología en Seguridad Vial, que según lo establecido por el Ministerio de Educación Nacional se crea para: “definir estrategias y acciones encaminadas a la sensibilización, educación, planificación, implementación y control, para que existan recursos humanos calificados que interactúen con la realidad social, la normatividad, la contextualización regional, la prevención y la educación vial como fundamento de la gestión de la movilidad segura y sostenible; además de incrementar la productividad y evitar los traumatismos causados por accidentes de tránsito mediante la investigación de los factores de riesgo y las intervenciones que reducen su impacto, generando alternativas de acceso y formación en la educación superior”, explica la funcionaria.

Cortés señala que: “la seguridad vial nos atañe a todos. El común de las personas cree que se trata solo del conductor. Es para el que conduce, el peatón, el pasajero, el motociclista. Todos somos actores de vida. Como peatón es mi responsabilidad cruzar un puente peatonal, esperar el cambio de
semáforo; portar el casco si conduzco bicicleta, llevar todos los implementos de seguridad si conduzco una motocicleta; respetar todas las señales de tránsito si conduzco un vehículo. La Seguridad Vial está centrada en el ejercicio de prevenir y administrar, por lo tanto está dirigida a toda la sociedad”, concluye la funcionaria del Politécnico ICAFT.

De la teoría a la práctica
El funcionario de la multinacional sostiene que las teorías acerca de la seguridad vial deben llegar a un nivel formativo, social, legal, administrativo y empresarial de una manera exigente, para cumplir con los objetivos establecidos por la OMS, que desde su inicio en 2011 buscan reducir el número de accidentes de tránsito en Colombia en un 20 por ciento, pero “paradójicamente, esa meta en vez de reducir se ha aumentado. Cada vez la brecha entre Colombia y otros países que se han puesto a trabajar en el tema es más amplia”, sostiene Joaquín González.

Además, González destaca que: “los Planes Estratégicos de Seguridad Vial tienen como fin evitar accidentes y minimizar las consecuencias con diversas políticas que atañen al consumo de sustancias psicoactivas, velocidad y horas de conducción y descanso, entre otras; sin embargo, es indiscutible que al incluir tecnología en estos planes el control y la prevención de los accidentes se genera mayor eficacia”.

Los comentarios están cerrados.