Foto: @SenadoGovCo

Este jueves se entregó de manera voluntaria el exsenador Antonio de la Espriella ante la Corte Suprema de Justicia, luego de haberle sido indicada una orden de captura, por parte de la Sala de Instrucción de Primera Instancia del alto tribunal.

Según la investigación que adelanta la Sala Especial de Instrucción de la Corte, las pruebas recaudadas hasta ahora comprometen al excongresista con los sobornos pagados en el país por la multinacional Odebrecht, para obtener ventajas y favorecimiento en la adjudicación de contratos de infraestructura.

Los hechos que involucran la posible participación del exsenador Guerra de la Espriella habrían ocurrido el año 2012, en el contrato de estabilidad jurídica y los proyectos Ruta del Sol II y Navelena a favor de Odebrecht.

El proceso data del 18 de septiembre de 2017, cuando la Fiscalía compulsó copias ante la Corte Suprema de Justicia para que se investigara en el escándalo de corrupción de los sobornos al entonces senador Antonio Guerra de la Espriella y al ex senador Bernardo Miguel Elías Vidal.

Entonces, a la lista de contratos producto de sobornos en el caso Odebrecht se sumó el contrato de Estabilidad Jurídica suscrito el 31 de diciembre de 2012 entre la Nación- Ministerio de Transporte y la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., cuyo objeto era la garantía por parte de la Nación de que al inversionista, en este caso la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S.- de la que es socio mayoritario la firma brasilera ODEBRECHT-, se le continuaría aplicando la normatividad vigente en materia de impuesto al patrimonio, al momento de la suscripción del contrato, en caso de que aquél sufriera modificaciones en el futuro.