Buscan garantizar protección de animales domésticos usados en actividades productivas

febrero 23, 2020 10:54 am

Tags de esta nota:

Radio Santa Fe BB

El Concejo de Bogotá aprobó en primer debate el Proyecto de Acuerdo No.002 de 2020 que establece los lineamientos generales de bienestar y protección de los animales domésticos usados en actividades productivas en el Distrito Capital; especialmente los perros que son usados en servicios de vigilancia y seguridad.

La concejal animalista del Partido Alianza Verde, Andrea Padilla Villarraga, coautora de este proyecto, se mostró complacida con esta iniciativa y dijo que “es esperanzador que el Concejo de Bogotá apoye cada vez más los temas relacionados con la protección de los animales y el reconocimiento de su bienestar como un derecho. Aunque nuestro objetivo es contribuir a que los animales dejen de ser explotados en diferentes actividades, comprendemos que hay escenarios de difícil desmonte, mientras tanto deben ser regulados en aras de incrementar las exigencias y garantías de bienestar animal”.

“Este proyecto es importante para atender la protección de los animales que hoy día son usados en actividades de seguridad y vigilancia y en otras actividades productivas como las labores agrícolas o para exhibición”, afirmó la cabildante.

Algunas de las disposiciones del proyecto son:

• Todas las entidades del Distrito deberán priorizar la contratación la contratación de medios tecnológicos para el servicio de vigilancia y seguridad privada. En caso de requerirse del uso de perros se deberá justificar su necesidad.

• Los animales usados en actividades productivas deberán contar con instalaciones apropiadas para su descanso, recreación, alimentación y con chequeos veterinarios, de acuerdo con los lineamientos que dicte el Instituto de Protección y Bienestar Animal IDPYBA, para garantizar su buena condición de salud física y emocional.

• Se prohíbe el uso de perros de seguridad y vigilancia en estaciones de transporte público y en instalaciones que no cuenten con caniles confortables, aireados y con vista lugares de esparcimiento y descanso apropiados.

• El IDPYBA deberá atender las quejas y denuncias que se presenten por maltrato en las que se vean involucrados animales domésticos usados en actividades ya sean públicas o privadas y aplicar las nomas correspondientes.

• Los propietarios, cuidadores, poseedores y/o tenedores de animales usados para actividades productivas, independientemente de su calidad de persona natural o jurídica, deberán garantizar que, una vez el animal no pueda seguir desempeñando la actividad, bien sea por vejez, enfermedad, discapacidad, o cualquier otra razón, tenga garantizada su estadía en una locación donde le sea suministrado alimento de calidad, agua fresca, descanso, protección contra el sol y la lluvia, recreación, esparcimiento y en general, todas las condiciones necesarias para su bienestar físico y emocional.

• Los animales que presten servicios de vigilancia deberán ser identificados con chaleco, nombre y teléfono de la compañía y el número de perro, a efectos de facilitar la denuncia ciudadana y su trazabilidad.

• Se autoriza al IDPYBA para que adelante campañas que promuevan la adopción de animales domésticos que ya no sean usados en actividades productivas.

Finalmente, el proyecto propone darle a la Alcaldesa Mayor facultades extraordinarias, para que en el término de 6 meses modifique la estructura y las funciones del IDPYBA de manera que permita cumplir las funciones de inspección y vigilancia.

“Nosotros seguiremos trabajando por el desmonte progresivo del uso de perros en actividades de seguridad y vigilancia, porque consideramos que es innecesario e inevitablemente reduce la calidad de vida de los animales. Además, ya existen alternativas tecnológicas que permitirían reemplazarlos. Insisto: no debemos normalizar el uso de animales ni su maltrato”, finalizó la concejal Padilla.

Los comentarios están cerrados.