Política

Petro reitera a países del G77+China hacer la transición hacia la economía descarbonizada y fortalecer fondos públicos

Ante los 144 países del G77+China, el mandatario explicó que el Covid demostró en pequeño cómo podría operar este modelo de transición.

Propuso plantear a la ONU abordar dos temas centrales: la guerra y la paz (Ucrania-Rusia e Israel-Palestina), y la crisis climática para salvar el planeta.

La Habana, Cuba, 15 de septiembre de 2023.

El presidente Gustavo Petro defendió en la reunión del G77+China su propuesta de una “negociación universal para el cambio de un nuevo sistema financiero mundial”.

Vea: Agenda climática, cooperación y financiamiento mundial, temas de Colombia en la Cumbre del G77+China

Petro, que reiteró su tesis planteada en diferentes escenarios internacionales, consideró que esta negociación de los derechos especiales de giro no debe hacerse país por país sino a escala universal.

Para disminuir la deuda y financiar la economía descarbonizada hay dos alternativas: el capital y el endeudamiento, dijo.

“El Covid demostró en pequeño que se puede agrandar la emisión universal de derechos especiales de giro de manera progresiva a partir de los niveles de pobreza de la humanidad, pagando la deuda, no condonándola; sino pagando la deuda a los acreedores para que disminuya la deuda de cada país y se abran espacios presupuestales en todo el mundo. Es decir –explicó- fondos públicos que nos permitan financiar la transición hacia la economía descarbonizada”.

Sobre la primera opción para solucionar la crisis climática, el mandatario colombiano aseguró que el capital “solo financia proyectos que generen ganancia, rentabilidad y codicia”, por eso agregó que existe otro espacio, que es los fondos públicos del mundo, que se pueden acrecentar también de dos maneras:

Uno, como se propone desde Estados Unidos y Europa: “endeudándonos más”. Y anotó, “muchos integrantes del G77 aceptan pasivamente este camino”.

“Es decir, que para poder solucionar problemas que se causaron en una enorme chimenea y se siguen causando en los Estados Unidos, en la China y en la Unión Europea, tengamos nosotros, para poder salvar la vida, que endeudarnos aún mucho más de los niveles actuales”.

El presidente Petro advirtió que ese camino “no es posible”, por tanto, lo más viable es acrecentar los fondos públicos y disminuir la deuda.

“Esta propuesta aprobada en América del Sur, en África, en reuniones previas como la de París, en mi opinión debería ser retomada por el G77, porque nosotros no perdemos allí, ganamos, porque al final, cuando estamos hablando de fondos públicos, estamos diciendo, primero, que lo público vuelve a ser el centro de la transformación del mundo, y es un cambio de paradigma”, explicó el jefe del Estado colombiano.

No obstante, admitió que para hacer ese tipo de inversiones de transición a la economía descarbonizada se requiere de un Plan Marshall “que hay que planificar a escala multilateral y a escala global para poder salvar la vida del planeta”.

Se agota el espacio vital

En su exposición, el gobernante aseguró que “hoy nos dice la ciencia que el principal problema de esta humanidad se llama crisis climática, que afectará principalmente a las naciones pobres del mundo, entre ellos muchos del G77 que la ciencia llama los pobres del mundo, los parias de la tierra”.

Más aún. Consideró que muchas islas (países de este grupo multilateral) se hundirán porque “ese modelo científico señala que de aquí al 2070 en este espacio vital la mayoría de los países que habitamos en la zona tórrida del mundo, como el mío, serán inhabitables”.

Y entonces, -señaló- se forjará un éxodo que alcanzará los 3.000 millones de personas, según esos modelos científicos. “Un mundo así es inconcebible desde el punto de vista político, sería un mundo violentísimo. ¿Si ya lo es cuando el flujo apenas es de 10, 80 millones de migrantes ¿cómo será cuando sean de 3.000 mil millones? ¿Cómo será el mundo cuando las tierras de las grandes ciudades de nuestros países sean inhabitables? ¿Cómo será la política? ¿Cómo será la sociedad? ¿Habrá democracia o habrá barbarie?”, cuestionó.

Entre la guerra y la paz

Al final de su intervención, el presidente Petro planteó al G77+China abordar el tema de la guerra y la paz, “no porque tengamos que tomar partido entre Rusia o Ucrania, sino que deberíamos comparar dos situaciones explícitamente en el debate mundial de hoy”.

En ese sentido preguntó: “¿cuál es la diferencia entre la guerra de Rusia y Ucrania con la de Israel y Palestina?”, por lo que sugirió al G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) plantear a las Naciones Unidas hacer dos conferencias de paz de manera inmediata en bien de la humanidad: “La crisis climática, que es una conferencia de paz sobre la guerra en Ucrania” y una conferencia de paz al mismo tiempo sobre la ocupación israelí a Palestina”, concluyó.

Periodista Digital Editor de contenidos: www.radiosantafe.com