Venezuela será demandada por Cemex

cemex_07jun07Tras no llegar a ningún acuerdo sobre el pago por las plantas de la compañía, lo que se expropiara, la tercera mayor cementera del mundo dijo que presentará una demanda de arbitraje internacional contra el Gobierno venezolano.

La decisión del Gobierno del presidente Hugo Chávez de expropiar Cemex obedece a un plan de nacionalización cuyo propósito es dominar la producción de la cementera del país petrolero.

Al respecto, la mexicana informó en un comunicado de prensa que «califica la confiscación y el posterior inicio del procedimiento de expropiación como una violación flagrante a la Constitución, Ley de Expropiación y otras leyes de Venezuela, además de no respetar los principios del Derecho Internacional y los tratados para la protección recíproca de inversiones».

La demanda de arbitraje será presentada por Cemex ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial.

No fue posible una negociación debido a que la empresa exigía 1,300 millones de dólares de compensación por sus activos, pero la propuesta estimada del país sudamericano sólo alcanzaba los 400 millones de dólares.

La cementera, que opera en más de 50 países y es la mayor del sector en Venezuela, dijo que el Gobierno de ese país llegó a ofrecerle 650 millones de dólares por sus activos, sin embargo la cifra era muy baja para lo que ellos pedían.

Las otras compañías del sector, Holcim y Lafarge, sí lograron un acuerdo para el pago por sus activos en el proceso de nacionalización en Venezuela.

Según informó Cemex en el comunicado, «la oferta presentada es menor, proporcionalmente, a lo ofrecido a las empresas europeas, considerando índices de valor por tonelada de capacidad instalada y múltiplos de EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización)».
Las acciones de la empresa cerraron el miércoles sin variaciones con respecto a su cotización del martes, a 20.92 pesos, en la bolsa mexicana.

Para los analistas del mercado de Banif Securities e Ixe casa de bolsa, el impacto de la expropiación sobre las acciones de la compañía será limitado y breve. «Estamos manteniendo nuestra recomendación de ‘compra’ y un precio objetivo de 27 pesos para las acciones de Cemex. A pesar de que vemos (la nacionalización) como negativa (…) el impacto de las pérdidas en EBITDA no es suficiente para cambiar nuestra recomendación», explicaron.

Igualmente, éstos calculan que las operaciones de Venezuela representan cerca de un 4 por ciento de las ganancias consolidadas antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización de Cemex.

El Gobierno mexicano pidió el martes al de Venezuela continuar negociando con Cemex.