Uribe hace nueva advertencia a indígenas que marchan hacia Bogotá

noviembre 12, 2008 5:00 pm

— Un enérgico rechazo a la acción violenta en la protesta social, hizo este miércoles el Presidente Álvaro Uribe Vélez, tras reclamar respeto por los Derechos Humanos de los soldados y policías, de quienes dijo, también “son ciudadanos de carne y hueso”.

“Respetamos la protesta social, pero no podemos ser permisivos con la violencia”, afirmó el Jefe de Estado, luego citar el ejemplo del intendente Aldiver Giraldo Galeano, quien perdió sus dos manos como resultado de la protesta violenta de los indígenas del Cauca.

En la conmemoración de los 117 años de la Policía Nacional, también recordó a los dos soldados que fueron asesinados hace un par de días, con explosivos detonados desde un sitio en un resguardo indígena.

“Nosotros todos los días avanzamos para atender reclamos de crédito, de salud, de Familias en Acción, pero yo tengo que repetir una vez y otra, ante mis compatriotas, no podemos permitir que la protesta social se convierta en actos terroristas, contra soldados y policías o contra civiles”, aseguró.

Igualmente, hizo un llamado a la comunidad internacional para que se preocupen por el respeto de los Derechos Humanos de los soldados y policías.

“Una cosa es la protesta social y otra cosa es el asesinato de los soldados y de los policías. Pedimos al mundo que mire el respeto del Gobierno por la protesta social y el derecho de los colombianos, y del Gobierno a protestar por los actos de violencia. Nosotros no podemos ignorar los Derechos Humanos de los policías y de los soldados”, aseveró.

El mandatario recordó que históricamente se ha reclamado por violación de los Derechos Humanos por parte de la Fuerza Pública y nunca se han reclamado esos mismos derechos para soldados y policías.

“También es la hora de exigir que se entienda que el soldado y el policía es un ciudadano de carne y hueso, igual al civil, y por tanto debe ser protegido plenamente, con el respeto integral a sus Derechos Humanos”, dijo.

Además, denunció que detrás de las protestas hay fines políticos, que se aprovechan de las necesidades de los trabajadores.

“Así como no se puede permitir que se combine el terrorismo con la política, tampoco se puede permitir que se combine la protesta social con la acción violenta”, manifestó Uribe.

Reiteró, además, que la Fuerza Pública no puede ser vetada de hacer presencia en algún sitio del país, como lo piden algunas comunidades indígenas, y que mucho menos se pueden permitir bloqueos de vías.

“Respetamos la justicia indígena, respetamos los derechos consagrados en la Constitución, pero la Fuerza Pública es la Fuerza Pública de toda la Patria, que no la podemos excluir de un milímetro del territorio”, puntualizó Uribe.

Los comentarios están cerrados.