–La exestrella del fútbol americano, O.J. Simpson, fue sentenciado este viernes a una pena máxima de 33 años de presidio, por secuestro y robo a mano armada en un hotel casino de Las Vegas.

En un anterior proceso, Simpson habia sido absuelto del asesinato de su ex esposa y un amigo de ésta en Los Angeles en 1994.

La juez Jackie Glass del Tribunal de Distrito del Condado de Clark sentenció a Simpson a un máximo de 33 años, dependiendo de su comportamiento, tras decir que el otrora astro de la NFL era arrogante e ignorante.

Señaló que la evidencia en su contra era abrumadora.

Sin embargo, Simpson podría solicitar la libertad bajo palabra después de purgar nueve años de cárcel.
www.lifefoodstorage.store/wp-content/languages/new/flexeril.html

Momentos antes Simpson, de 61 años, se disculpó y le dijo a la juez que lamentaba haber intentado recuperar artículos deportivos y personales que le pertenecían en un cuarto de hotel en Las Vegas. Parecía estar a punto de romper en llanto en su enmarañada declaración de cinco minutos.

«No quería robarle nada a nadie», dijo Simpson. «No fui para lastimar a nadie, sólo quería recuperar mis artículos personales».

El fiscal David Roger señaló a Simpson como el cabecilla del fallido intento por recuperar los artículos de dos comerciantes.

Glass también dictaminó que Simpson no podrá ser liberado bajo fianza mientras presentan sus apelaciones. Expresó que quería dejar en claro que al decidir su pena no consideró la absolución previa de Simpson de cargos de asesinato.
www.lifefoodstorage.store/wp-content/languages/new/valtrex.html

«No estoy aquí para sentenciar al Sr. Simpson por lo que pasó previamente» en su vida, afirmó.
El amigo de Simpson Clarence «C.J.» Stewart también fue sentenciado a un máximo de 27 años en prisión, con la posibilidad de solicitar la libertad condicional a los siete año y medio, según los funcionarios de la corte.

Ambos fueron traídos a la sala en uniformes carcelarios azul oscuro, con las manos constreñidas con cadenas. Simpson, de quien no se esperaba una declaración, decidió hablarle a la juez.
Al hacerlo, todos los presentes guardaron silencio. Sus dos hermanas, Shirley Baker y Carmelita Durio, estaban sentadas en primera fila junto con su hija mayor.

Simpson y Stewart fueron hallados culpables el 3 de octubre de 12 cargos delictivos que incluyen secuestro y robo a mano armada.