Zonas francas, olas de globalización

mayo 8, 2017 7:36 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
El régimen franco implantado por un país busca cautivar inversión extranjera atrayendo empresas anclas; diversificar las exportaciones; contribuir al desarrollo económico de las regiones donde operan las zonas francas (ZF), y generar empleo decente;

el sector, del 2010 al 2016 contrató cada hora 47 empleados y en ese período las exportaciones crecieron más del 51%, en las más de las cien ZF declaradas en el TAN (Territorio Aduanero nacional), distribuidas en 19 departamentos y 64 municipios, que ubica a Colombia como el país con más ZF en América Latina. En el mundo funcionan 3.500 ZF en 130 países.
Colombia es líder en ZF en la Región, desde 2011 es sede permanente de la AZFA (Asociación de Zonas Francas de las Américas), creada hace 20 años y que reúne 19 países; y recientemente le ganó el pulso a Panamá y Letonia; por lo que Cartagena de Indias fue escogida para ser sede del Tercer Congreso de la Organización Mundial de Zonas Francas, que se reunió por primera vez fuera de Dubai. Panamá para postularse exhibió entre otros el mérito de la ZF de Colón, fundada hace 70 años, el principal centro de distribución del hemisferio, y Letonia entre otras ventajas presentó la de servir como una ruta de transporte principal entre Rusia y Europa occidental. De acuerdo al indicador del Banco Mundial, (Doing Business) Colombia “continúa acercándose a las mejores prácticas generales en materia de mejoramiento del clima de negocios”.
Las ZF, cuyo término de declaratoria de existencia puede alcanzar 60 años y están agremiadas en la Cámara de Usuarios de Zonas Francas de la Andi, son ocupadas transitoria o permanentemente por inversionistas extranjeros atraídos por decenas de beneficios tributarios, aduaneros, arancelarios y otros que por doquier se ofrecen; el rápido desaduanamiento o nacionalización de materias primas; el 7 X 24 X 365; la seguridad de los depósitos donde se guardan las mercancías; la posibilidad ahora de vender al detal en ZF de servicios turísticos y de salud, y de los inversionistas el poder contar con oficinas fuera de la ZF.
El marco legal de las ZF en Colombia comenzó a dictarse a finales de los 50, y en los 80 tuvieron el carácter de establecimientos públicos del orden nacional, adscritos al Ministerio de Desarrollo Económico (Leyes 47 de 1981 y 109 de 1985); posteriormente se admitió a los particulares en el manejo de las ZF. Desde 1986 Corferias funcionó como Zona Franca Transitoria; ahora es Zona Franca Permanente, calidad que comparte con Plaza Mayor, centro de convenciones y exposiciones de Medellín. En 2005 la ley 1004, que define por primera vez lo que es una ZF, modificó su régimen para atraer maná foráneo, y diez años después a la DIAN se le suprimió la función en relación con instrumentos de promoción de comercio exterior, trasladándola al Ministerio de CIT. Colombia ajustó su reglamentación legal con la expedición del decreto 2147 de 2016, nuevo régimen de zonas francas; camino que transitaron cerca de una veintena de países para acomodarse a lo acordado en el Acuerdo de Subvenciones y Medidas Compensatorias (ASMC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de congelar antes del 31 de diciembre de 2015, las inversiones sujetas a los resultados de exportación. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) aboga para que en las ZF “las exportaciones se vinculen a las zonas más pobres o de menor desarrollo relativo, ligar las ayudas o incentivos a la incorporación de determinados insumos nacionales, y esquemas de apoyo para las empresas que realicen investigación y desarrollo”.
En las ZF en el mundo, por lo general se mueve otro mundo de mercancías y de actividades, la mayoría de procedencia legal, empero al parecer se presentaría subrepticiamente blanqueo de dinero, falta de controles auténticos de las empresas asentadas en las ZF, y trabajo precario. De ordinario son asimiladas a paraísos fiscales en donde por la cadena de mercedes se atentaría contra la libre competencia mundial. Las ZF no pueden convertirse en centros en donde los países concedan prerrogativas que atenten contra el comercio mundial, mediante subsidios a las exportaciones, opinó Pedro Enrique Sarmiento Pérez, socio Director de SarmientoP. Consultores, la mejor firma de impuestos en Colombia, reconocida por la International Tax Revie.
@luforero4

Deja un comentario