Foto: Google para reutilizar

Un alto porcentaje de profesionales del gremio de la odontología están preparados para la apertura total de los servicios de salud bucal cumpliendo con los más altos estándares en equipamiento, insumos y elementos de bioseguridad.

Los odontólogos de la San Martín y su director de clínicas hacen un llamado a las autoridades nacionales para que se les permita regresar al trabajo pleno dado que el riesgo de urgencia y tratamiento es igual.

Es importante que la ciudadanía identifique qué son urgencias y citas prioritarias odontológicas para evitar aglomeración en las instalaciones de las clínicas o consultorios que están prestando el servicio.

La atención odontológica como muchos sectores de la economía y de la salud debe replantearse en aspectos normas de bioseguridad tanto como protocolo de servicios.

Tras cumplir 40 años de formar profesionales, la Facultad de Odontología de la Universidad San Martín celebra la reinvención del sector no solo por la implementación de normas de bioseguridad para seguir trabajando en el marco de la emergencia sanitaria sino por la evidencia de la necesidad de un protocolo de servicios más adecuado, en beneficio de los pacientes.

Carlos Monroy, Coordinador de las Clínicas Odontológicas de la Universidad San Martín, manifestó que la odontología cambió y cambiará después del covid-19 “la manera de hacer odontología debe replantearse desde muchos aspectos, algunos de ellos son los tiempos de consulta ya que se deben ampliar para atender sin riesgos a los pacientes entre consultas, planear la cantidad de pacientes que se puede atender en un día y revisar el espacio que se debe asignar entre los pacientes para evitar aglomeraciones en las salas de espera”.

Así mismo hizo un llamado a las autoridades del Gobierno Nacional para que independientes, empresarios y agremiados de la salud oral puedan regresar a sus trabajos con la atención completa y compensar así, los altos costos de los nuevos protocolos de bioseguridad.

“Nosotros tenemos el mismo riesgo en atender una urgencia que atender un procedimiento como tal. En cualquiera de estos, tenemos contacto con fluidos corporales, obviamente se deben tomar todas las medidas de precaución, por ejemplo, ser muy cuidadosos con la aspersión de las micropartículas que generamos con los elementos rotatorios de alta velocidad en las clínicas. Estoy seguro que este llamado a las autoridades nacionales es un sentir colectivo, principalmente de los que no tienen medios económicos para dotarse con los nuevos elementos” aseguró.

“…la odontología girará en torno al estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad y seguridad del paciente, que incluye realizar constantes rutinas de limpieza y desinfección de equipos y áreas, usar elementos de protección, reentrenar y capacitar en el manejo de la pandemia Covid-19 a todo el personal involucrado, es importante que el odontólogo plantee una reingeniería del servicio para poder implementar la nueva atención en salud bucal desde ahora y pensando en el futuro proceder profesional…” Agregó

“Dada la alta experiencia en tratamientos invasivos, el gremio odontológico es uno de los mejor preparados en protocolos de bioseguridad, que ya se vienen implementando en las clínicas y consultorios que prestan servicios de urgencias y citas prioritarias aprobadas hace algunos días por el Ministerio de Salud y Protección Social”.

¿Qué dice el Ministerio de Salud y Protección Social?

Esta cartera, dio a conocer al gremio de la odontología un documento denominado lineamientos de bioseguridad para la prestación de servicios de atención bucal durante la pandemia Covid-19; el cual “está muy bien estructurado, permite ajustar procesos que se realizan día a día y garantiza el adecuado manejo de la pandemia, pero en el panorama real los odontólogos se abstienen de prestar sus servicios por el alto costo de inversión que genera cumplir a cabalidad el protocolo de bioseguridad solo para atender urgencias dentales. Para un odontólogo independiente no es viable realizar solo consultas de urgencias por los costos en la atención, el alto riesgo de exposición y en muchos casos, el poco beneficio económico para el profesional.” Puntualizó el doctor Monroy.

Los pacientes pueden estar tranquilos si les es necesario asistir a una cita de urgencia o prioritaria “los odontólogos estamos entrenados en protocolos de bioseguridad, además nos mantenemos constantemente actualizados en cada uno de los procesos que garanticen una atención segura para realizar los tratamientos odontológicos con toda confianza.

“En estos años la Fundación Universitaria San Martín ha formado más de 7.307 odontólogos, que a largo de su carrera profesional con enfoque familiar y comunitario han recibido un énfasis particular en la aplicación de todos los aspectos de bioseguridad, lo que lleva a que obtengan la experticia necesaria para atender pacientes bajo cualquier circunstancia, como es el caso la del covid-19”.

En este sentido, el Coordinador de la Clínicas Odontológicas de la FUSM, explicó las diferencias de lo que son las citas de urgencias y las prioritarias odontológicas, para evitar aglomeración en las instalaciones que están prestando el servicio. “las urgencias están definidas como eventos dolorosos, inflamatorios y traumáticos, que requieren una atención inmediata por su condición; por su parte las consultas prioritarias son aquellas que se pueden programar y a pesar de requerir un servicio rápido pueden dar un tiempo de espera de 1 o 2 días”

Urgencias:

-Diente o molar con daño que genere dolor o inflamación en alguna región de la cara.

-Golpe en cara, maxilares o dientes que genere, fractura o caída de dientes o molares.

-Citas prioritarias: eventualidad de algún tratamiento odontológico como, por ejemplo:

-Pacientes en tratamiento de ortodoncia que no han recibido controles recientes y contengan alto índice de placa bacteriana o elementos que estén lastimando encías o mucosas.

-Rehabilitación oral: coronas provisionales desadaptadas, implantes dentales en fases quirúrgicas sin controles posoperatorios y controles de prótesis que generen molestias.

-Algunos factores estéticos que afecten la autoestima del paciente.

Panorama de los profesionales de la salud oral

Según el Colegio Colombiano de Odontólogos, se estima que hay 60.000 profesionales activos en el país, de los cuales, el 50 % trabajan como independientes o en entidades privadas y se han visto afectados por la pandemia, por esta razón, la propuesta de muchos actores del gremio de la odontología en el país es la apertura total del servicio odontológico.

De acuerdo con el experto de la salud bucal, el gremio de este sector no solo lo integran los odontólogos y especialistas “también hacen parte auxiliares de salud oral, personal administrativo, proveedores de insumos, vigilancia, laboratorios y radiologías dentales, los cuales se han visto altamente afectados y dependen específicamente de la reactivación y normalización de los servicios odontológicos en el país” concluyó Monroy.