Judicial Nacional

Duro golpe asestan al narcotráfico la Armada y la Fuerza Aérea: Interceptan dos semisumergibles en aguas del Pacífico sur de Colombia con más de 4 toneladas de cocaína

–En desarrollo de operaciones de control y seguridad marítima integral, la Armada Nacional junto a la Fuerza Aerea, interceptaron dos semisumergibles en aguas del Pacífico sur de Colombia que transportaban 4 mil 919 kilogramos de clorhidrato de cocaína, los cuales pretendían llevar a Centro América.

En la primera operación de interdicción marítima, fue incautado un semisumergible con 2,7 toneladas de cocaína y fueron capturados 3 sujetos y en la segunda acción, se decomisaron 2.2 toneladas de cocaína y capturados otros tres sujetos.

El comando de la Fuerza Aérea Colombiana destacó que en este esfuerzo conjunto de lucha contra el narcotráfico, en el marco del Plan de Campaña Estratégico Conjunto «Ayacucho», aeronaves remotamente pilotadas del Comando Aéreo de Combate No. 7, acompañaron desde el aire las labores de verificación e inspección de la Armada de Colombia.

Los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación Criminal y Judicial de Tumaco, presentes en la unidad, realizaron pruebas que confirmaron la presencia de clorhidrato de cocaína en la carga, motivo por el cual los sujetos y el material incautado, fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para los actos urgentes.

Los tripulantes intentaron hundir las embarcaciones, pero las autoridades lograron salvaguardar sus vidas y asegurar el cargamento.

El seguimiento aéreo y la rápida acción de las unidades militares permitieron la detección del alijo y la detención de los seis implicados en las actividades ilícitas.

El comando de Armada de Colombia destacó que en la abnegada labor de sus unidades navales ya son 13 los semisumergibles incautados en este primer semestre del 2024.

De otro lado, en una serie de operaciones conjuntas y coordinadas, lideradas por su Fuerza Aérea Colombiana, el Ejército Nacional, la Armada de Colombia, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, se lograron ubicar y neutralizar cinco laboratorios clandestinos dedicados a la producción de pasta base de coca en el municipio de Cumaribo, departamento del Vichada.

La acción fue posible gracias a un detallado trabajo de inteligencia y análisis de imágenes, que permitió a las Fuerzas Militares y policiales incautar 955 galones de pasta base de coca en proceso, 830 galones de ACPM, 805 galones de gasolina y 362 kilogramos de CAL, entre otros elementos cruciales para la producción y distribución de drogas en la región.

Así mismo, tras la inspección de dos vehículos que transitaban en la misma región, se logró incautar 1.084 sacos de fibra, con un peso aproximado de 47.673 kilogramos, de un material que presuntamente está relacionado con la minería ilegal, los cuales fueron puestos a disposición de las autoridades competentes, junto con todo el material decomisado para los trámites correspondientes.

Esta maniobra representa un golpe contundente a las economías ilícitas de los grupos delincuenciales, debilitando significativamente su capacidad financiera y operativa en la región en aproximadamente $5.248.022.400, destacó el mando militar.

Por otra parte, la Fiscalía impactó un estructura narcotraficante señalada de enviar clorhidrato de cocaína a España.

Funcionarios del CTI, en articulación con la agencia estadounidense DEA, lograron la captura de tres hombres en diligencias realizadas en Risaralda y Valle del Cauca.

Por petición de un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad a cuatro presuntos integrantes de una red criminal, dedicada a sacar toneladas de cocaína por el Caribe colombiano con destino a España y otros países de Europa.

Los afectados con la decisión son: Arles Velasco Arenas, posible coordinador logístico; Alejandro Quintero Marín, quien sería uno de los transportadores del estupefaciente; y Carlos Arcesio Vargas Hurtado, señalado de alertar los movimientos de la fuerza pública y facilitar el traslado de los alijos.

Al proceso también se vinculó a Arcesio Vargas Quiroga por presuntamente haber transportado ilegalmente estupefacientes vía terrestre para esta organización; esta persona ya se encuentra privada de la libertad por otra investigación.

En el curso de la investigación se estableció que el clorhidrato de cocaína salía de las zonas de producción ilegal en Cauca, oculto en caletas acondicionadas en tractocamiones, con destino a Cartagena y Arjona (Bolívar). Posteriormente, era enviado por vía marítima a la península ibérica (España).

Los presuntos implicados en la actividad ilegal fueron capturados por investigadores del CTI, con apoyo de la agencia estadounidense DEA, en Dosquebradas (Risaralda), Yumbo y Palmira (Valle Del Cauca). La Fiscalía les imputó, de acuerdo a su grado de responsabilidad, el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Vargas Hurtado, Velasco Arenas, y Vargas Quiroga aceptaron cargos; mientras que Quintero Marín no.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *